La caza en Europa está valorada en 16.000 millones de euros

face_conference_26

Además de la contribución económica directa (16.000 millones de euros), el trabajo voluntario de los cazadores para proteger y gestionar las especies y los hábitats también contribuye al desarrollo de las zonas rurales de Europa, proporcionando empleo, aumentando el tejido social de las comunidades rurales y trasmitiendo la identidad cultural y las tradiciones.

Durante la conferencia “El valor económico de la caza en la Unión Europea “, celebrada el pasado 27 de septiembre de 2016 en el Parlamento Europeo, la Federación de Asociaciones de Caza y Conservación de la UE (FACE) explicó que la caza tiente un valor de 16.000 millones de euros para la economía europea. Siete millones de cazadores europeos gastan anualmente esta cantidad en licencias, contratos de arrendamiento, armas de fuego y municiones, equipo y viajes. Su contribución, sin embargo, también se extiende a la sociedad y a la conservación de la naturaleza con innumerables acciones para gestionar el 65% del territorio de la UE  en actividades relacionadas con la mejora del hábitat, la reducción de conflictos con la fauna, los daños y su control, todo lo cual ayuda al desarrollo rural .intergroup_meeting

La conferencia contó con la participación de miembros del Parlamento Europeo y funcionarios, representantes de la industria y delegados de las asociaciones europeas de los siete millones de cazadores que hay en la actualidad. Karl-Heinz Florenz, presidente del Intergrupo Biodiversidad, Caza, Campo, quien comentó que la caza “es un importante motor de la economía rural y nacional en toda Europa. Es cada vez más importante reconocer esto, en particular con respecto a cómo las regiones rurales de Europa están cambiando. Hay que reconocer el papel de la caza sostenible porque contribuye a la economía rural, la sociedad y los paisajes de Europa”.

face_conference_2Renata Briano, vicepresidenta del Intergrupo Caza, destacó: “El impacto de la caza en las economías nacionales y la economía europea es decisivo y debe ser tomado en la consideración apropiada y ser integrada en las futuras políticas nacionales relacionadas con la biodiversidad y el desarrollo rural”.

El presidente de la FACE, Michl Ebner, expuso las cifras de varios estudios llevados a cabo en Italia, Austria, Inglaterra, Grecia, Francia e Irlanda, alegando que una metodología integrada proporcionaría una imagen aún más precisa de la contribución económica de los cazadores. “Si tenemos en cuenta los gastos directos y el trabajo voluntario de los cazadores podría tener un valor de 32.000 millones de euros. Pero esta es una estimación que requiere mejores metodologías”. De hecho, podría aumentar en 9.800 a 13.000 millones de euros más, dependiendo de cómo se recopilen los datos.face_conference_29

Como conclusión, el presidente Michl Ebner declaró que con el fin de evaluar mejor el valor económico de la caza “instamos a la Comisión a valorar mediante una encuesta de EUROSTAT, en intervalos de cinco años, el impacto económico de la caza, la pesca, la observación y la recolección de especies silvestres como un indicador europeo de uso sostenible para evaluar la aplicación de la Convención sobre la Diversidad Biológica “.

La caza en toda su complejidad no se puede medir sólo en términos monetarios. De hecho, la caza también debe ser considerada como un servicio ambiental que produce beneficios intangibles para la economía y el campo de la Europa rural, proporcionando empleos alternativos sostenibles, el aumento de la calidad de vida y la transmisión de la identidad cultural y las tradiciones.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.