Las jornadas de ADECANA vuelven a ser un referente para los cazadores

jornadas-adecana-2016-027

La XVII edición de las Jornadas de Caza y Naturaleza ADECANA, celebradas el pasado 18 de noviembre en Pamplona, llenaron de cazadores el centro Civican, sede del evento, donde tuvieron lugar diversas conferencias de gran interés para el colectivo cinegético.

La primera conferencia titulada “La historia del furtivismo: de la carne al cuerno, de la necesidad al vicio”, estuvo a cargo de Teófilo Ruiz de Viñastre, cazador y gestor de espacios naturales y de guarderío, quien desglosó el origen de la caza desde la prehistoria, afirmando que, gracias a ella, el hombre consiguió sobrevivir, comenzando el furtivismo cuando la caza, en tiempos feudales, se vinculó a la propiedad de la tierra, que era de la nobleza, siendo castigado incluso con la muerte de la gente de los pueblos que cazaban por necesidad, y alcanzando en los tiempos modernos su mayor auge hacia los años noventa del siglo pasado. Tras ello pasó a desglosar cuáles eran las artes, la mayor parte de ellas hoy en día en desuso, que antiguamente más se utilizaban, indicando que actualmente ha disminuido muchísimo, en gran parte motivado por la educación del colectivo, y las sanciones que se aplican.

Ruiz de Viñastre destacó así mismo que no todos las acciones furtivas con ocasionadas por cazadores, criticando las técnicas de chanteo de jabalíes que hoy en día se utilizan, que son otra forma de furtivismo y de robo de caza. Teo afirmó que este es un tema que los cazadores lo tenemos que soportar en nuestros hombros, y debemos hacer todo lo posible para erradicarlo.

jornadas-adecana-2016-166“El perro bueno es el que consigue ser de vía única”
La segunda conferencia, que la dio el veterinario asturiano Eliseo López Díaz, trató de las “Ventajas e inconvenientes de las diferentes razas de perros para la caza del jabalí, y las pautas para conseguir tener los mejores ejemplares”. Eliseo comenzó su exposición aclarando que no hay una raza ideal para cazar jabalí, indicando que podemos preferir una raza o cruce de razas según el tipo de cuadrilla que tengamos, zona que cacemos, preferencias o gustos, pero que cada uno debe de escoger como le gusta cazar y actuar en consecuencia. A este veterinario le gustan más los perros cruzados, porque son los que mejor van en nuestros montes.
López Díaz es un experto criador de perros de caza de jabalí de la denominada “vía única”, que persigue conseguir ejemplares que sólo sigan a los jabalíes, no haciendo caso alguno a los corzos, ciervos, gamos y zorros que se crucen en su camino, aunque el resto de sus compañeros sí los sigan, afirmando que esto es “difícil de conseguir, pero con trabajo se puede llegar a ello, dentro de todas las razas siempre hay individuos buenísimos que destacan”.
Frente a lo que se ha dicho siempre acerca de la consanguinidad, Eliseo opinó que lo más interesante es cruzar perros con líneas de sangre lo más cercanas, destacando que el hecho de aparearlos con otros de líneas muy lejanas suele acarrear resultados muy inciertos. El hacerlo con una cierta consanguinidad fija mejor los caracteres que más valoran los criadores para su tipo de caza, afirmando que todas las razas se han conseguido por este tipo de cruces. Por contra, si realizamos cruces con individuos lejanos nos pueden dar resultados imprevisibles.
Eliseo afirmó también que no existe ningún tipo de raza o cruce que no sirva para cazar. Cada raza de perros tiene unas características para cazar jabalíes: unos un mejor olfato, otros más lentos, otros más rápidos, pero en todas las razas hay perros extraordinarios que llaman la atención. Si una raza existe y persiste es precisamente porque incluyen individuos aptos para el fin de esa raza.
Tras ello desglosó las razas puras y los cruces entre ellos. Entre las razas puras destacó los del tronco ‘azul’: los grifones vendeanos, niverneses, leonados, etc., los podencos y otras razas menos conocidas, como los sabuesos italianos, etc., pasando a explicar los diferentes cruces que se suelen hacer con las diferentes agrupaciones raciales que provienen de los mejores perros locales de nuestros antepasados.
Los perros ingleses duelen ser más aptos para los rastros fáciles, de caza más rápida; en cambio, los perros franceses suelen ser de rastro más difícil, siendo más idóneos para la caza más ordenada.
El conferenciante destacó que la transmisión se hace con las mejores hembras, pero con las que cacen bien, no con las hermanas de éstas. Teo afirmó que quien marca la pauta a la hora de fijar los caracteres cinegéticos son las hembras, por lo que es fundamental tener buenas madres. Hay que criar sólo con los mejores individuos a los que tengamos acceso. Siempre que hay evidencia de buenos resultados en la mejora de los perros de rastro es basándonos en el buen uso de hembras –que suelen trasmitir mejor el ADN mitocondrial y ciertos caracteres cinegéticos, como la perseverancia, que pasa de madres a hijas, no con los mejores padres como se ha venido haciendo hasta ahora–, y por supuesto con el uso de buenos machos.
jornadas-adecana-2016-153Eliseo indicó que ellos los del tipo astur cántabro los seleccionan principalmente para que cacen y sigan el rastro de los jabalíes solos. En cambio, los del tronco ‘azul’ se seleccionan para cazar en jauría. Los astur cántabros los consiguen con cruces de sabuesos y grifones locales con algo de sangre foránea, principalmente procedente de ejemplares del tronco azul francés. ¿Qué pautas hay que utilizar para para obtenerlos?: una mezcla de buena genética unida a un buen manejo que se consigue con un bien adiestramiento, finalizando este fenomenal criador afirmando que él ha aprendido a cazar observando a los perros cazar.

Presentación del nuevo equipo de caza del Gobierno de Navarra
Tal como ADECANA quedó con sus responsables, subió al estrado el nuevo equipo de caza del Gobierno de Navarra, al frente el cual está el jefe del nuevo Servicio del Medio, Natural Fermín Olabe, que engloba a los anteriores de Biodiversidad y Montes, acompañado del jefe del Negociado de Especies Cinegéticas, Miguel Guibert, y de la jefa de la Sección de Caza, Salomé Hernandez, quienes explicaron cuáles son las líneas con las que pretenden gestionar la actividad cinegética y medioambiental.

Benjamín García la Vega, Premio Caza y Conservación 2016
Este año le ha correspondido el Premio Caza y Conservación 2016 a Benjamín García Lavega, cazador de Cortes y miembro activo de la Sociedad de Cazadores y pescadores de Bardenas, ASCAPEBAR, por su gran labor en la defensa de la caza y de la naturaleza en las Bardenas.
Juanjo García Estévez, presentador de las conferencias, fundamentó el premio de la siguiente manera: “Todos los que habitualmente visitamos los cotos de esta zona de la ribera, hemos podido comprobar, a lo largo de muchos años, que en todos los numerosos eventos que desde allí se organizan en defensa de la caza la implicación de Benjamín y su bien hacer está en todos ellos. Es un merecido premio no sólo a un bardenero enamorado de su tierra, su naturaleza y sus gentes, sino también al resto del equipo que trabajan con él codo con codo y que hoy le acompañan en este acto”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.