La FCCV se opone a la ley de animales de compañía que amenaza al sector

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana (FCCV), en voz de su vicepresidente, Raúl Esteban, se reunió el pasado 19 de mayo con dos de los máximos representantes de la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Pesca: el subdirector general, Vicent Marzà, y el jefe de Servicio de Producción y Sanidad Animal, Manuel Lázaro, a fin de exponer motivadamente las objeciones del sector cinegético frente al Anteproyecto de Ley de Protección de los Animales de Compañía de la Generalitat.

El borrador de norma, en trámites de redacción, plantea disposiciones que afectarían directamente al día a día de la práctica totalidad del colectivo de cazadores. Así, el escrito provisional, pretende la erradicación de útiles de adiestramiento como el collar eléctrico, veta el sacrificio público de los animales (pudiendo afectar a las tiradas de pichón y codorniz) restringe la celebración de cualquier feria o campeonato en la que participen animales (cítese el silvestrismo o las competiciones con perros de caza), y eleva las exigencias de bienestar de los animales hasta extremos inasumibles por el colectivo cinegético, sugiriendo, por ejemplo,  la prohibición de que los perros puedan estar encerrados en corrales o edificaciones en los que no resida habitualmente el propietario. Ante este escenario, sectores como los rehaleros verían técnicamente imposibilitada su actividad cotidiana.

Frente a esta propuesta, la FCCV, se ha manifestado rotundamente en defensa de los derechos de sus federados, ha anunciado su inmediata pronunciación en el trámite de alegaciones al anteproyecto y ha exigido su inclusión en el Consejo Asesor y Consultivo en materia de protección de animales de compañía, a fin de que la voz del mundo cinegético sea tomada en cuenta durante la redacción del texto definitivo y en cualquier otro asunto que ataña a los cerca de 40.000 cazadores de la Comunitat y sus animales.

Este marco de debate sirvió a los comisionados de la Federación para incidir en las reiteradas demandas relacionadas con los animales domésticos. Así, la FCCV solicitó, de nuevo, la posibilidad de incluir al dogo argentino en las rehalas en la proporción justa para la protección de razas autóctonas, y ha expuesto las necesidades de los cazadores de cara a consensuar el protocolo de utilización de cimbeles y reclamos vivos para la temporada venidera.

Deja un comentario