Andalucía: quejas de los agricultores por el retraso de la nueva orden de vedas

Las poblaciones cinegéticas sin norma para su gestión provocan grandes desequilibrios en los ecosistemas agrarios de Andalucía, que se traducen en daños principalmente a la agricultura y ganadería, afirma el sindicato ASAJA Málaga.

A estas alturas aún no se ha publicado la orden general de vedas (OGV), que regula las fechas y cupos de las especies cinegéticas en Andalucía y desde ASAJA no comprenden dicho retraso, ya que las reuniones previas de los órganos de participación, es decir, las Comisiones de Caza y el Consejo Provincial de Medio Ambiente y de la Biodiversidad de todas las provincias, se celebraron en fecha y posteriormente la Comisión de Caza a nivel regional se reunió a finales de abril. El año 2015 esta orden fue publicada el 18 de junio.
La tardanza denunciada no sólo afecta a la actividad cinegética, sino también al sector agrario, ganadero y propiedades forestales, además de la gran afección a campos de golf y núcleos urbanos o urbanizaciones aledañas a los montes provocados por la gran proliferación de los cerdos asilvestrados, señalan los agricultores.
Además del jabalí, especies como ciervo y muflón son partícipes de numerosos accidentes de tráfico a lo largo del año, en las zonas de gran abundancia de estas especies.
El desconocimiento de las fechas de comienzo de la actividad cinegética, también incide al no poder actuar sobre el control de población por daños, principalmente provocados por conejos, jabalí, ciervos o muflones.
Por ejemplo, la resolución de área de emergencia cinegética por daños de cerdos asilvestrados, regula que las batidas de gestión y caza a la mano podrán comenzar un mes antes del periodo hábil de la especie, por lo tanto, al no existir orden, los cotos no pueden organizar dichas actividades.
La actividad de la caza o los controles poblacionales es muy compleja, ya que implica la participación de muchos gremios, como son orgánicos cinegéticos, rehaleros, veterinarios, muleros, y por su supuestos los cazadores.
La orden general de vedas también tiene afección sobre otras normativas pendientes de publicación, como es la resolución de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, por la que se adoptan medidas cinegéticas excepcionales por daños de conejos silvestres en varios términos municipales de las provincias de Cádiz, Córdoba, Jaén, Málaga y Sevilla.
Esta resolución para el control poblacional de conejos, que se apoya en la OGV, por ser la de mayor afección a la agricultura y estar aún sin regular, está provocando numerosas quejas en toda la comarca norte de la provincia que es la zona más afectadas por los daños de conejos de casi toda Andalucía.
En Málaga, la Delegación territorial no amplia, como en Jaén, el control poblacional de las especies antes del comienzo de periodo hábil de la especie, por lo que los agricultores afectados están muy molestos, tanto por la falta de las distintas normativas, OGV, resolución de medidas cinegéticas excepcionales, como por la falta de un criterio común entre provincias para evitar la daños de conejos tanto sobre el cereal como por el olivar.
Otras actividades cinegéticas, como el corzo, se ve muy directamente perjudicada, ya que debería haber comenzado el 10 de julio.
Por lo tanto, desde ASAJA instan a la Consejería de Medio Ambiente a que publique esta orden general de vedas y demás normas que posibiliten el control poblacional de las especies cinegéticas, para evitar mayores afecciones al sector agrario.

Deja un comentario