Monteros de Encinasola organizó ‘Tamujoso’

Con las buenas sensaciones vividas en la jornada del sábado, se despertaban los monteros que iban a cazar la segunda de las cacerías ofertadas por Monteros de Encinasola para ese fin de semana de caza.

En esta ocasión, la reunión se realizaba en la Puebla de Guzmán, en Huelva. El punto de destino, era la finca sita entre esta localidad y Paymogo denominada ‘El Tamujoso’.

Esta finca cuenta con una gran extensión de terreno, con numerosísimos pegotes de monte entre repoblaciones de encina y alcornoque, y olivares y con un arroyo que la cruza donde encuentran refugio y sustento los jabalíes.

Cincuenta y cinco posturas había marcadas, de las cuales cincuenta y dos finalmente eran sorteadas, sobrando tres puestos que fallaron a última hora y es que a algunos la celebración de la jornada anterior se les hizo larga.

Sobre las diez de la mañana partía hacia el cazadero el primero de los cierres, montado por Francisco y seguidamente iban desfilando las demás, cerrando correctamente la zona a cazar. Debido a la gran extensión a cubrir, se tardó un poco más que el día anterior en cerrar y soltar los perros. Así, era la una menos veinte cuando se abrían los portones finalmente.

Tras la suelta, poco tardaron en sucederse las ladras y los disparos, que se convirtieron en una gran explosión, escuchándose repartidos por todas las armadas. Venados y jabalíes iban dando juego a los monteros que los iban sorteando con distinto tino. Así, Curro Madrigal abatía una tremenda jabalina de certero disparo, errando el lance sobre otro cerdoso con su rifle nuevo. Tres grandes venados eran levantados en la repoblación más alta y emprendían la huída hacia los puestos de la cumbre, donde Antonio Pérez Cañestro se quedaba con dos de los tres en un lance dificultoso a más de trescientos metros.

Mientras toda la guerra estaba montada, Santiago Díaz-Espinosa se encontraba entretenido escuchando el cacharreo de cacerolas conversaciones jocosas y le llegaba el olorcillo de los garbanzos que el catering preparaba en el cortijo de la finca, a tan solo un centenar de metros de su postura, y sorprendido por una ladra estrepitosa, prestó atención para ver cómo, el cochino más grande de la finca, se encaminaba en su dirección. El lance fue para el recuerdo y el jabalí quedó abatido sobre la plica de su postura. Pero no fue el único, cinco cochinos más, transitaban las inmediaciones al olor del chorizo y la presa ibérica del cocido del Emigrante, pero más avispados ellos, se colaron sobre el viso, y con buen criterio el amigo Santiago los respetó.

Rosa Linares tuvo también una mañana entretenida con los jabalíes, quedándose finalmente con uno en la traviesa de Paco. El amigo Becerra levantaba en los primeros compases un tremendo venado, que corría para atrás y tras errarlo tres monteros, era finalmente abatido por el número dos del cierre de la carretera, trece puntas y un magnífico porte que quedaban delante del montero que asombrado había visto como el animal intentaba abandonar la zona saltando la vía.

Lances y disparos que se prolongaron durante toda la cacería, que tocaba su fin pasadas las cuatro de la tarde.

La organización trabajó estrepitosamente para sacar la caza antes de que se hiciera de noche y formar el plantel final de 28 jabalíes, 8 venados y 5 ciervas, destacando el jabalí abatido por el amigo Santiago, seis de los ocho venados que tenían un porte excepcional, abatidos por Otilio Romero Garzón, Cristobal Medina o Rafael de Lepe, además del anteriormente mencionado Antonio Pérez Cañestro. Hubo una postura que jugó doce lances a jabalí, sin acierto alguno, el cual omitimos su nombre a petición expresa del usuario, aunque los allí presentes ya amenazaron con sacar a la luz la proeza. Hubo posturas con cuatro tres y dos lances y también las hubo con uno y ninguno, como no, pero la caza en abierto es así.

Cerraba una jornada de caza magnífica Monteros de Encinasola con un buen sabor de boca y otro fin de semana para el recuerdo.

Una crónica de Carlos Casilda.

FICHA MONTERÍA
Organiza: CD Monteros de Encinasola
Finca: Tamujoso
Localidad: Puebla de Guzmán (Huelva)
Fecha: 26-XI-2017
Tipo de finca: abierta, 1000 ha
Puestos: 52
Rehalas: 20
Jabalíes: 28
Venados: 8
Hembras: 5

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.