Incautados 216 colmillos de elefante en el sudeste de Camerún

Las autoridades de Camerún han incautado 216 colmillos y 81 colas de elefante en una pickup perteneciente a un coronel del ejército en la región sur del país, lo que significa que los furtivos han matado al menos a 108 elefantes. Sin embargo, no está claro si todos los colmillos y las colas fueron arrancados de elefantes cazados furtivamente en áreas protegidas en el sudeste de Camerún solamente o de las vecinas Gabón y la República del Congo.
Esta es una de las mayores incautaciones que la policía ha llevado a cabo en Camerún y la tercera llevada a cabo en 2017 en este país (el 10 de noviembre la policía incautó 158 colmillos y en marzo los agentes de aduanas detuvieron a otros dos traficantes con 159 colmillos de marfil).  Este último decomiso hace que la cantidad de colmillos de elefantes incautados sólo en 2017 sea de al menos 600, la mayoría de ellos provenientes del sudeste del país.
Esta incautación destaca, además, por la creciente participación de personas implicadas, incluidos administradores, funcionarios judiciales y oficiales militares de alto rango en casos de tráfico de marfil en Camerún. “El papel de la corrupción estatal en los delitos contra la vida salvaje es evidente en este caso y si bien encomiamos a las autoridades en Camerún por la operación exitosa, también esperamos un proceso judicial rápido y transparente para poner a los culpables tras las rejas”, dice Margaret. Kinnaird, Líder del Programa de Especies de WWF.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.