Montería en ‘Puerto Bermejo’ organizada por Encicaza

Ya tenía este cronista ganas de montear en la zona del norte de la Sierra Morena onubense, ocupado en gran parte por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. De paso, conocería el funcionamiento de una de las organizaciones monteras de referencia de la zona, Encicaza, y a sus máximos responsables, Hugo Larrubia y Manuel Infantes, así como, al cronista montero por excelencia, Carlos Casilda Sánchez. ¡Cómo escribe de bien la montería Carlos, cuanta emoción es capaz de transmitir! Había hablado muchas veces con él, pero no nos conocíamos personalmente. Es un honor para mí compartir crónica con Carlos, ya que los datos son suyos así como buena parte de las fotos.
La mañana estaba fría, helada incluida, aunque soleada y sin visos de nube alguna.
El sorteo se realizó en el Hotel Rincón del Abade de Encinasola. Establecimiento perfectamente adecuado para dar el desayuno, unas espléndidas migas, café… y después sortear y organizar la salida de las armadas. Aunque la mancha a cazar, Puerto Serrano y Serrachón, de la finca Campillo Bajo, pertenece al término lindero de Cumbres de San Bartolomé. Antes de seguir comentar una obviedad, es evidente que el precioso nombre de Encinasola, el ‘sola’ no se refiere a ‘única’, todo lo contrario, es una reivindicación del Quercus ilex, en una comarca de cerdos ibéricos y montaneras, además de buena caza, el ‘sola’, pues, es prácticamente un solamente. Perdón por la chorrada, sigamos monteando…
Los 39 sobres encima de la mesa. “Sólo hay cierres”, comentó Hugo, mientras la suerte en forma de bolas de lotería hacía que se fuera nombrando a un montero tras otro, así hasta 39. Después íbamos a una mesa adyacente y allí apuntaban nuestro nombre en el número correspondiente de la armada que nos hubiera tocado en suerte, lo que agilizó enormemente el sorteo. Antes de éste, una sorpresa muy agradable, allí me encontré a Eladio Sanz, más conocido como Pepe, y a Ángel García, aficionados segovianos que conocí en su día a través de nuestro común amigo José Luis Cañete, como ellos un gran cazador, en todo caso excelentes personas. También era su estreno montero por estos pagos. Carlos nos comentó que en esta zona aún se dan venados grandes, incluso en abierto, lo que, lógicamente, nos animó aún más. Hugo dio las normas de seguridad, señalando que la mancha era en gran parte de dehesa, añadió que se podían tirar, venados, marranos y ciervas sin cupo.
El caso es que, cuando nos quisimos dar cuenta, ya estaban Manuel y Hugo organizando la ordenada salida de las armadas. La suerte me envío al nº 2 del cierre de La Rivera, y como a esa armada también iba Juan Garcerán, éste no tuvo ningún problema para que fuera con él en su todoterreno, enseguida sintonizamos, y Juan me puso al día sobre la mancha a cazar y sobre la caza en general en la zona.
Ver las reses corriendo al llegar al nº 1 de La Rivera nos animó, sin embargo, al bajarme en el nº 2, la ilusión se esfumó al comprobar que estaba aireando, el puesto en todo caso era magnífico con mucho tiradero, con un barranco muy prometedor y un gran espacio por detrás para poder tirar a las reses que se vaciaran de la mancha. Sólo quedaba la esperanza de que o bien el aire revocara, algo que no sucedió, o bien que los perros pudieran apretar alguna res, aprovechando que los puestos estaban, además de muy bien colocados, a bastante distancia, eso sucedió con una cierva a la que preferí no tirar ya que llevaba una carrera clara al puesto nº 1 y éste podría aprovechar mejor el lance.
La montería estuvo más animada en la primera mitad, con bastantes tiros y ladras, después se redujo el ritmo para un pequeño arreón final. Buen trabajo de los perros. En nuestra zona las carreras de las reses, generalmente, fueron paralelas a la armada o hacia el interior de la mancha. Aproveché en algunas ocasiones la sorprendente –para mí- variedad ornitológica del lugar para practicar una de mis nuevas aficiones, fotografiar pájaros, pero aquello de ¿a qué estamos, a setas o a Rolex?, me va como anillo al dedo, porque no será el primer cochino o venado que se me van sin tirar por estar haciendo fotos a las aves o a cualquier otra cosa, en estas estaba, cuando se escucharon los dos cohetes que marcaban el fin de la montería. De recogida, Juan, que estaba en el nº 5, me comentó que había grabado con el móvil durante un buen rato a una nutria, me quedé maravillado cuando lo vi, es una gozada ver como se va recuperado este mustélido en nuestro país.
La comida, excelente y variada del catering de El Emigrante, fue en el cortijo de la finca, en una agradable estancia donde se puede comprobar la calidad de los venados de esta finca en abierto. Pepe y Ángel habían visto mucha caza, pero ciervas y varetos, tiraron dos ciervas y cobraron una; dos ciervas cobró Carlos; Alejandro Martínez se hizo con un marrano; la familia Barroso con un venado; cobrando Víctor García, el mejor de la jornada, un venado de 13 puntas; Ana Garrido, por su parte, cazó su primera res, aguantando estoicamente el ‘juicio sumarísimo’, ya es toda una montera. Así se fue completando el tapete final que fue de siete venados, cinco cochinos y 26 ciervas. Hugo se lamentaba que se habían visto vaciarse varios venados de la mancha según se cerraba ésta, algo que siempre puede pasar en abierto. El ambiente del grupo de monteros habituales de Encicaza es muy agradable, y saben perfectamente lo que es montear en abierto, no en vano, el día anterior en Corrales –a la que no pude asistir por un compromiso ineludible-, entre 54 puestos se cobraron 33 venados (con al menos uno medallable), 24 cochinos (con dos tremendos que pueden ser incluso oro) y 40 ciervas, y eso que éstas eran abundantísimas, lo que dificultó mucho el trabajo de los perros, pero esta crónica sí, se la dejo al maestro Carlos Casilda.
Me gustó la organización, los monteros, la zona y sus gentes, prometo volver a no mucho tardar.

Una crónica de Adolfo Sanz

FICHA DE LA MONTERÍA
Organiza: ENCICAZA
Fecha: 3-12-2017
Finca: Campillo Bajo
Mancha: Puerto Bermejo y Serrachón
Localidad: Cumbres de San Bartolomé (Huelva)
Finca abierta
Puestos: 39
Rehalas: 21
Venados: 7
Jabalíes: 5
Ciervas: 26

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.