Los cazadores, indignados con el Consell por fiscalizarlos, urgen atajar la plaga de jabalíes

Malestar e indignación de los cazadores con la Conselleria de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana por las medidas a tomar para reducir la población de jabalís en el Desert de les Palmes. La Federación de Caza siente que el departamento autonómico “fiscaliza” sus actuaciones, después de que el director territorial, Antonio García, anunció a Mediterráneo su intención de pedir imágenes de los animales abatidos, así como su género, peso y edad.

El vicedelegado de la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana (FCCV) en Castellón y delegado de Caza Mayor en la provincia, Leonardo Gil, afirma: “El colectivo no entiende cómo se pone en cuestión el papel de los cazadores en esta situación, fiscalizando nuestras actuaciones, cuando somos nosotros los que nos estamos ofreciendo de manera totalmente altruista a intentar dar una solución, que no le supondría coste alguno a las arcas de la Administración”. “Somos la solución y parecemos el problema”, asegura, para añadir que están “hartos de que tanto los dirigentes políticos como grupos minoritarios criminalicen al colectivo”. Es por ello que anuncian una manifestación para el 20 de mayo en Valencia en la que exigirán respeto a la Generalitat.

Otros cotos

Desde la Federación aseguran que la situación en el Desert de les Palmes es “insostenible”, de forma que numerosos vecinos de las urbanizaciones ubicadas en el parque y una gran cantidad de agricultores se han puesto en contacto con la delegación en Castellón de la Federación de Caza de la Comunitat para pedir ayudas y medidas para reducir la “desproporcionada población de jabalíes”.

Desde la federación aseguran que ellos no tienen especial interés en realizar batidas en el Desert y que existen muchos cotos en la provincia donde cazar. Asimismo, señalan: “Nosotros ya hemos puesto a disposición de la Conselleria las medidas que consideramos más efectivas y económicas; si quieren que las tomen y, si no, que las dejen”. Sin embargo, matizan que, “si una vez más los dirigentes de esta administración anteponen sus ideologías ecologistas y conservacionistas al interés general, es algo que deberán explicar a toda la ciudadanía. Rizan el rizo con tal de no autorizar actividades cinegéticas eficaces a la hora de solucionar un problema”, argumenta.

La respuesta de la entidad cinegética llega después de que la Conselleria de Medio Ambiente, apostara, tal y como publicó Mediterráneo, por una gestión cinegética “técnica” y por métodos que, como los ganchos o las esperas, reducen el número de cazadores y perros implicados y limitan su movilidad. Asimismo, también optan por la instalación de jaulas-trampa en el Desert de les Palmes, aunque no para la posterior esterilización de los animales sino para llevarlos a otros puntos del territorio o trasladarlos a un matadero para sacrificarlos y usar la carne para el consumo humano.

Fuente: elperiodicomediterraneo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.