Una manada de leones devora a un furtivo en una reserva natural de Sudáfrica

Una manada de leones atacó y devoró a un furtivo el pasado sábado en la reserva natural de Ingwelala, cercana a la Reserva Natural de Umbabat y el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica. Los restos fueron encontrados el mismo sábado por los guardias de la reserva, que acudieron al lugar alertados por los gritos de la víctima. 

Al llegar al lugar, tuvieron que ahuyentar a las fieras realizando disparos al aire, y encontraron algunas partes del cadáver, incluida la cabeza, que será imprescindible para identificar a la víctima.

En un primer momento, pensaron que se trataba del conductor de un tractor, de 47 años, empleado de la reserva, pero poco después apareció con vida. “El proceso de identificación del difunto ya ha comenzado y podría ser posible obtener un resultado por el hecho de que su cabeza está entre los restos que se encontraron en la escena”, indicó el portavoz de la Policía, Moatshe Ngoepe, al diario Sowetan Live.

Las primeras pesquisas apuntan a que la víctima se trataría de un furtivo, ya que se encontró una escopeta muy cercana a los restos. Al parecer, el hombre habría sido sorprendido cuando buscaba alguna presa fácil para cazarla, cuando los animales lo descubrieron y lo atacaron. Los investigadores han encontrado huellas que indican que fueron tres personas las que estuvieron en la zona, pero sólo una de ellas fue alcanzada por los leones.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.