Programa para África de la Fundación del SCI

Coordinación: Redacción Caza y Safaris/Traducciones: José de Grado/Fotografías: Adolfo Sanz

Los esfuerzos de la Fundación del SCI en África se centran en el uso sostenible de su fauna salvaje. Con muchas especies y en muchos países de África, se ha visto que la conservación es más eficaz cuando la vida silvestre tiene un valor para los seres humanos.

En todo el mundo, los cazadores han creado este valor. También han generado los ingresos necesarios para costear la investigación y la gestión de la fauna silvestre, especialmente en África. Basándose en las lecciones aprendidas de CAMPFIRE (Communal Areas Management Program for Indigenous Resources, o Programa de Gestión de Áreas Comunales para los Recursos Indígenas) y otros programas de gestión de fauna salvaje en las comunidades locales, SCIF continúa desarrollando alianzas con agencias, comunidades locales, empresas privadas del sector de la caza y otras organizaciones conservacionistas. A través de programas internacionales y proyectos basados en las comunidades locales, SCIF está ayudando a crear una red de programas de conservación que promueven la gestión de la fauna a nivel local e internacional.

La Fundación del SCI está comprometida con el apoyo a proyectos de investigación sobre el león, tales como censos de población, facilitando la planificación y ejecución de estrategias nacionales de su gestión, y trabajando en minimizar el conflicto entre los seres humanos y el león en las áreas donde está presente. Los estudios sobre el león permiten a los gobiernos africanos planificar las políticas nacionales y regionales de la citada gestión y son la base de un enfoque cooperativo para la conservación y el uso sostenible de los leones africanos. Se han realizado estudios regionales en Camerún (2005) y Sudáfrica (2006), ya se han llevado a cabo estudios nacionales en Mozambique, Namibia, Tanzania, Zambia y Zimbabwe. y están previstos estudios y censos para el resto de países con áreas de distribución de leones.

Hace varios años, SCIF se dio cuenta de que la cooperación entre el gobierno, la industria y representantes de las partes privadas interesadas, era esencial para mejorar la conservación de la vida silvestre en África. En 2002, la Fundación creó la AWCF (African Wildlife Conservation Forum, o Foro para la Conservación de la Fauna Salvaje Africana) proporcionando una vía para que las naciones africanas y otros organismos internacionales obtengan información actualizada sobre herramientas de gestión de la fauna salvaje, mejoren la comunicación entre los países del sur de África, y se ayuden mutuamente en la solución de problemas comunes.

La AWCF también incluye a las asociaciones profesionales de caza y les proporciona la oportunidad de discutir cuestiones directamente con los representantes de su gobierno. Dado que los reglamentos de gestión de fauna salvaje y su comercio implican directamente tanto a los gobiernos como a la industria profesional de la caza, la AWCF mejora la cooperación y perfecciona las operaciones de caza y conservación.

En noviembre de 2009, la VIII edición de la AWCF, organizada por Malawi, reunió a 14 países (12 países estuvieron representados por altos funcionarios de fauna salvaje del gobierno), 9 Asociaciones Profesionales de Caza y varias organizaciones no gubernamentales, como la Secretaría de la CITES, UICN, y SASUSG, entre otras. Los principales temas discutidos incluyeron la gestión del león y el leopardo y cuestiones de comercio internacional que también se abordaron en la XV Reunión de la Conferencia de las Partes en la CITES en marzo de 2010 en Qatar.

En palabras de Joe Hosmer, presidente del Comité de Conservación, la misión principal de SCIF es promocionar la conservación de la fauna salvaje en todo el mundo: «En el mundo actual, en un momento en que la fauna salvaje está compitiendo por los recursos con una población de seres humanos cada vez más numerosa, el éxito y el fracaso de algunas poblaciones de fauna dependen de la acción humana. En este mundo los humanos han aprendido a conservar la fauna salvaje y, dejando la política a un lado, la caza es la herramienta de gestión más simple, práctica y rentable para la conservación de la vida silvestre. Nosotros, los cazadores conservacionistas, entendemos el papel que juegan los humanos al alterar la armonía del mundo natural. Las consecuencias de tener una sobrepoblación de ciervos de cola blanca en nuestros bosques templados de los EE UU son similares a los problemas que provocan los trágicos ataques de leones a los nativos y al ganado en los pastizales de Botswana. Nos esforzamos por mantener la caza y las especies no cinegéticas y a sus hábitats húmedos y secos como parte de nuestra responsabilidad con la tierra a la que pertenecemos, de acuerdo con las condiciones aceptadas a escala local y mundial.

Como miembros de una organización conservacionista presente en todo el mundo, somos más que observadores pasivos del mundo natural. Adquirimos un conocimiento íntimo y la apreciación de los valores naturales cuando cazamos. También trabajamos muy duro para ayudar a preservar el patrimonio de la caza en el mundo, que desempeña un papel tan importante para la ciencia y el conocimiento en cuanto a los esfuerzos de conservación eficaces y las prácticas adecuadas de uso sostenible de nuestros recursos de vida salvaje».

La implicación de las comunidades nativas en el desarrollo a través de los programas cinegéticos es clave para la conservación de la fauna salvaje
La implicación de las comunidades nativas en el desarrollo a través de los programas cinegéticos es clave para la conservación de la fauna salvaje

Deja un comentario