ACEC pide cambiar Ley de Caza para evitar órdenes de vedas «antagónicas»

La Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC) ha calificado de «antagónicos» los periodos hábiles de caza establecidos por el Gobierno de Canarias en la Orden de Vedas 2012/13, publicada el pasado 29 de junio en el Boletín Oficial de Canarias.

Desde la ACEC reconocen que la falta de lluvias de esta temporada ha marcado la escasa reproducción de las especies cinegéticas en todo el archipiélago, pero a renglón seguido aseguran que «existen situaciones tan antagónicas como 35 días hábiles para el aprovechamiento de los recursos naturales en una isla y, a 60 km escasos, otra no permite la caza como consecuencia de las condiciones meteorológicas adversas». Ambos extremos quedan justificados por políticas insulares, «unas por intereses, con ausencia total de gestión cinegética como herramienta imprescindible a la que hay que dedicar financiación de los propios cazadores pero que, incomprensiblemente, no llega al campo, y otras por coherencia, sentido común y una clara visión de la escasez por las circunstancias ambientales acaecidas», explican desde la Asociación Canaria de Entidades de Caza.

La ACEC denuncia que «entre una parte y otra se da rienda suelta a las peticiones, en la mayoría de ocasiones basadas en criterios e intereses personales o, por el contrario, se llega a la máxima restricción como medida de protección, pero de fondo, para no invertir esos recursos económicos». En medio, aseguran, existen mezclas «variopintas» de pautas de actuación frente a la cuestión cinegética.

Falta de planficación
El otro factor en juego, en opinión de la ACEC, es la falta de planificación. De los siete cabildos insulares, sólo uno tiene plan de ordenación cinegética en vigor. Este tipo de documentos obligatorios respaldan la sostenibilidad de la actividad, contemplando situaciones meteorológicas adversas, partiendo de censos de abundancia de las especies objeto de caza.  En ese aspecto, la asociación de cazadores «lamenta» que no se sepa el número aproximado de animales para la mayoría de islas a través de datos fiables, pues de esa manera «el aval para el fomento, la protección, conservación y aprovechamiento ordenado de los recursos cinegéticos queda en entredicho».

Por otra parte, la ACEC considera que la sostenibilidad debe de satisfacer las necesidades de la actual generación, sin sacrificar la capacidad de futuras, y en este sentido contemplan la orden de vedas como «la única fórmula de control cuando el estado general es de agestión. De seguir así, los niveles de artificialización alcanzados y en progresión condenarán, de forma irremediable, a la caza y su entorno». Para la ACEC esto representa «un indudable fracaso» para los responsables, que año tras año, «intentan resolver mediante la orden general de vedas una imparable decadencia», asegura esta asociación.

Por todo ello, la Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC) aboga por la modificación de la Ley de Caza de Canarias actualmente en vigor para que se contemple «un organismo suprainsular permanente, unificador de todas las experiencias positivas de las distintas islas». Como ejemplo, ACEC destaca a Gran Canaria por los procesos de planificación, a Fuerteventura por la gestión del hábitat y a Lanzarote en sostenibilidad, mientras que Tenerife despunta por su abundancia de estudios, El Hierro en gestión de foráneos y La Palma y La Gomera en procedimientos de vigilancia y el intento de mejora de su situación, respectivamente.

Deja un comentario