WWF pide a Arias Cañete que impida caza de lobos en Parques Nacionales

WWF España ha pedido al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que exija «de forma urgente» la protección estricta del lobo en Picos de Europa y en todos los parques nacionales, después de que el Principado de Asturias haya anunciado el comienzo de las batidas de control del lobo en Picos de Europa.

En una nota de prensa, WWF España denuncia la «evidente falta» de una política de conservación de esta especie «basada en un control científico riguroso e independiente». Esa ausencia de control científico comenzaría, según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF en nuestro país, por la ausencia de censos actualizados de lobo ibérico en la Península. «Es inaceptable que el último censo nacional del lobo ibérico se realizara hace ya veinticuatro años, en 1988. El resultado es que nadie conoce con certeza el tamaño de la población de lobo en España y la decisiones se toman sin información científica suficiente, lo que representa un enorme peligro para la especie y, en particular, para las poblaciones más pequeñas y, por tanto, susceptibles a las presiones humanas, incluyendo las de Extremadura y Sierra Morena,  que se consideran virtualmente extintas ante la inoperancia de las Administraciones», asegura Del Olmo.

Un nuevo censo es «imprescindible»
Para Del Olmo «es imprescindible que el Ministerio organice y coordine un nuevo censo nacional del lobo, realizado por especialistas independientes y de reconocido prestigio, que nos permita conocer la situación real de la especie en toda su área de distribución, incluyendo las zonas en las que su situación es más crítica».

Por ello, WWF España se ha dirigido por carta al Ministro Arias Cañete para, además de pedirle que detenga las batidas asturianas, exponerle «una vez más» su preocupación por la «enorme descoordinación y diferencia de criterios, incluso entre comunidades autónomas vecinas», a la hora de abordar la conservación del lobo, según informa la organización conservacionista.

Además, WWF ha pedido al Ministro que convoque de forma urgente al Grupo Asesor de la Estrategia del lobo ibérico para diseñar, junto con el Ministerio, una hoja de ruta para la conservación y gestión de la especie enfocada a disminuir la conflictividad al norte del Duero y a permitir la recuperación de las poblaciones del sur. Esta organización también opina que debe crearse «con urgencia» un grupo de trabajo con representantes de administraciones, ONG, sindicatos agrarios y expertos para unificar y mejorar los sistemas de compensaciones, desarrollar nuevos mecanismos de prevención para minimizar daños a la ganadería y tratar los problemas de la ganadería extensiva.

Deja un comentario