Antirrábica y desparasitación, cada año obligatorias en CLM

images_wonke_mas-caza_perros_20111320_perro

A partir de ahora en Castilla-La Mancha será obligatoria la vacunación antirrábica de perros, gatos y hurones cada año, tras la publicación de la Orden de 02/06/2014, de la Consejería de Agricultura, por la que se establece el Programa Zoosanitario Básico de Cánidos, Félidos y Hurones en Castilla-La Mancha.

Hasta la fecha, la obligatoriedad de la vacunación era bienal de perros mayores de tres meses, pero a raíz de la aparición de un foco de rabia importado de Marruecos a través de un perro localizado y abatido en la ciudad de Toledo, se establecieron medidas de contingencia y emergencia en ciertos municipios de la provincia de Toledo, entre las que destacaron la extensión de la vacunación a los gatos y a los hurones.

A la vista la experiencia adquirida, todos los expertos han concluido, entre otros hechos, que es preciso aumentar la frecuencia de la vacunación, que se fija en anual, con el objetivo de lograr un mayor nivel de protección e inmunidad de las especies susceptibles a la rabia, además de extenderla, aparte de a los cánidos, también a los félidos y a los hurones mayores de tres meses de edad.

También obligatoria la prevención de la hidatidosis en perros

La equinococosis, también conocida como hidatidosis, es una zoonosis parasitaria provocada por el cestodo Echinococcus granulosus, y que cuenta como hospedadores definitivos al perro doméstico y algunos cánidos silvestres, y como hospedadores intermediarios a herbívoros y omnívoros (especialmente, ovinos, caprinos y bovinos), siendo el hombre es un hospedador intermediario accidental que puede adquirir la enfermedad por contacto directo con perros infectados, o indirecto, por consumo de aguas, vegetales y otros objetos contaminados con heces de cánidos parasitados.

Dado que los perros son los huéspedes definitivos de mayor importancia en su transmisión epidemiológica y que están en estrecho contacto con personas, pueden ser fuente de infección de éstas. Sin embargo, no se ha comunicado ningún caso de hurones como huésped definitivo y, según el estado del conocimiento, la contribución de los gatos al ciclo de transmisión es dudosa.

Por ello, Castilla-La Mancha ha considerado conveniente establecer, con carácter obligatorio, el tratamiento preventivo de los perros frente a este parásito que se hará bajo prescripción y supervisión del veterinario.

La periodicidad mínima de tratamiento será anual, siendo recomendable la desparasitación mensual en base a la exposición al contagio de los animales y a juicio del veterinario habilitado, especialmente en perros de mayor riesgo como los de pastor, caza, rehalas o localizados en el ámbito rural.

Control de perros con leishmaniosis

Además, dado el incremento de  la leishmaniasis, y siendo el perro doméstico el principal implicado en el ciclo de transmisión del mosquito vector, será obligatorio someter a la prueba de detección de anticuerpos de leishmania a los perros que, a juicio del veterinario, padezcan síntomas compatibles con la enfermedad, especialmente aquellos casos con lesiones cutáneas y oculares patognomónicas, hayan resultados positivos a pruebas rápidas de diagnóstico.

En caso de diagnosticarse un perro como portador de leishmania canina será obligatoria la administración de repelentes farmacológicamente activos y oficialmente autorizados, tales como collares impregnados en deltametrina o formulaciones tópicas focales “tipo spot-on” basadas en la permetrina, durante los meses de primavera y otoño, según el protocolo y frecuencia establecido por el fabricante, y bajo el control y vigilancia del veterinario habilitado.

Ver la orden completa en el siguiente pdf: orden vacunacion perros clm

 

Deja un comentario