Guipúzcoa prohíbe cazar en el monte Ulia y elimina los puestos palomeros

La Diputación de Guipúzcoa ha decidido prohibir toda actividad cinegética en la totalidad del monte Ulia de Donostia-San Sebastián y la eliminación de los puestos de caza que existían hasta ahora en la zona, de acuerdo con una orden foral publicada por el Departamento de Desarrollo del Medio Rural.

Según esa orden, la caza se prohíbe como consecuencia de la ampliación de la franja de seguridad al monte Ulía, «desde el Faro de la Plata en el monte Ulia, el límite continúa hacia el sur por la línea de costa, en Pasaia, hasta alcanzar el límite de los términos municipales de Donostia-San Sebastián y Pasaia, en el puerto».

El Ejecutivo foral, gobernado por Bildu, da satisfacción así al Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, que en una declaración institucional de 2009 ya solicitó la prohibición de cazar en ese punto, y que fue refrendada en 2010 por la Junta de portavoces del Consistorio. El argumento era que el uso recreativo y de disfute de la naturaleza de Ulia era «incompatible con la actividad cinegética».

Por su parte, el Ayuntamiento de Pasaia, cuyos terrenos también abarcan parte de Ulia, se sumó a la petición de Donostia en una sesión plenaria celebrada el año pasado. Por ello, la orden foral refleja que «en estas circunstancias, se considera conveniente atender la petición de los ayuntamientos de Donostia-San Sebastián y Pasaia y proceder a la modificación de los límites y de las condiciones de la zona de seguridad de parte del término municipal de Donostia-San Sebastián».

Deja un comentario