Premios Caracolas 2012: todo preparado para la gran fiesta montera

Por J. R. C. L.
La vigésimo octava edición de las Caracolas se ha puesto en marcha. Los premios que reconocen la mejor montería de la temporada y destacan las más significativas en cada sección serán entregados en la habitual Gala de Caza y Safaris de final de temporada, que en esta ocasión se celebrará en Los Yébenes (Toledo).

La fórmula para designar las monterías merecedoras de estos galardones será la misma utilizada en la última temporada y que tanta expectación e ilusión creó: a partir de los datos recopilados en verde durante el año, designaremos las de mejores coeficientes en cada categoría. A partir de aquí, las diferentes organizaciones que tengan alguna de sus monterías ‘nominadas’ certificarán los datos con homologaciones o certificados oficiales y finalmente Caza y Safaris entregará la Caracola a la montería qué realmente haya sido merecedora de la distinción.

Para empezar, os presentamos las candidatas a la Caracola de Oro, el premio de más prestigio. Los datos de abates en cada una de las monterías las encontraréis a vuestra disposición pinchando aquí. Más adelante enunciaremos las aspirantes al resto de categorías.

Recordamos que la XXVIII edición de la Gran Gala de Entrega de los Premios Caracola 2012 tendrá lugar el próximo sábado 6 de octubre, en el Teatro-Auditorio Municipal de Los Yébenes (Toledo) a partir de las 13:00 horas. Posteriormente, habrá un almuerzo en el restaurante El Artillero de Los Yébenes desde las 15:00 horas. Precio del cubierto: 35 euros. Información y reservas en la redacción de Caza y Safaris (913 192 671 / redaccion@cazaysafaris.com), o en el Ayuntamiento de Los Yébenes (676 254 198 / alcaldia@losyebenes.es).

{jathumbnail off}

Saúl Bravo comenzó su particular temporada con esta espectacular montería en Valdeolivas.
A pesar de tratarse de una montería exclusiva de gamos y de tener un cupo limitado de gamos por puesto, la calidad de los trofeos conseguidos, con el 70% homologables, la hacen merecedora de estar entre las mejores.

El hecho que la totalidad de los puestos completaran su cupo es otro de los parámetros a tener en cuenta.

A pesar del sofocante calor de principio de temporada, la infraestructura de medios, rehalas y planificación en la forma de cazar de esta organización hizo que los resultados superaran la mejor de las previsiones.

La finca, ejemplarmente llevada por su administrador tanto en la gestión de los puestos de esta montería como en la propia actividad de la finca, consiguió una vez más situar una de sus manchas entre las que mayor puntuación consiguen sus trofeos.

Siempre entre las mejores, la montería de Las Pilillas cumplió con todos los parámetros con los que sueña cualquier montero.

Calidad muy alta de venados, cantidad de reses y una montería en el que todos los puestos tuvieron la oportunidad de hacer el cupo de venados con creces. De hecho, 17 de los 18 puestos hicieron el cupo de tres venados y tan sólo unos de ellos se quedó en dos.

Siete medallas de oro homologadas oficialmente certifican la calidad de las reses de la montería.

A pesar de partir con un cupo inicial de dos venados por puesto y limitar el coeficiente de reses por puesto, y en consecuencia la puntuación total de la montería, la calidad de las reses motivó que más de uno superara este cupo y que pueda considerarse candidata a las Caracolas.

El calor de principio de temporada impidió que más jabalíes acompañaran en el resultado final, aún así se cobraron algunos muy buenos.

Impresionante montería de calidad dada por esta organización en uno de los cotos mejor gestionados de España. Los medios y dedicación empleados por la propiedad de esta finca está dando sus frutos con una calidad de reses incomparable en casi ningún sitio.

Sólo el cupo de tres reses por puesto impidió un coeficiente de reses más alto que hubiera hecho indiscutible su favoritismo.

Otra de las monterías que siempre está entre las mejores que se organizan cada temporada.
Situada en una de las mejores zonas de pastos de Sierra Morena, esta dehesa cordobesa cumple cada año con cantidad y calidad de venados.
El cupo de venados por puesto puede hacer que el coeficiente de reses no sea tan alto como en otras monterías, pero la calidad general de los trofeos y el porcentaje de puestos con el cupo completo la catapultan a las candidatas.
La Gamonita es otra de las fincas que siempre están entre las mejores de cada temporada. Monteada en esta ocasión por Cinegética Montresur, sin cupo de jabalíes, permitió un resultado más espectacular que nunca. El único inconveniente, por ponerle alguno, es que al cazarse sin cupo hizo que algunos puestos se ‘inflaran’ con cifras rondando la veintena de reses y otros tuvieran mucha menos suerte. En conjunto, como montería, difícilmente la superará ninguna.

Muchísima caza, buena calidad, puestos entretenidos durante todo el día y caza muy repartida entre todos los participantes.

Sin ser la mejor en calidad o en cantidad entre todas las candidatas, sí reúne en conjunto todos los ingredientes para ser una de ellas.

El escaso cupo también le impidió un coeficiente más alto de reses por puesto.

La temporada pasada fue una firme candidata a la Caracola de Oro y esta vez vuelve a ocupar el privilegio de optar a ella.

Para muchos, hay pocas monterías que puedan conseguir la calidad de venados y gamos que se consiguieron en esta montería. Para otros, el escaso cupo que tenían los puestos impidió un coeficiente para estar entre las primeras.

Sea o no finalmente Caracola, de lo que no hay duda que es una de las mejores monterías de cada temporada.

Espectacular, una vez más, la montería en esta dehesa de las estribaciones de Sierra Morena Oriental.

Con un cupo, a priori, de cuatro reses por puesto, los diez monteros participantes disfrutaron de la montería tanto por la calidad de la caza como por la organización que siempre ofrece Gescaza.

Un 70% de trofeos homologables dejan el listón muy alto.

Montería muy completa y firme candidata a las Caracolas tanto por la cantidad de reses cobradas por puesto, como por la calidad de los trofeos, variedad de especies y porcentaje de puestos con el cupo hecho. El buen ambiente tratándose de los cazadores más asiduos de esta organización y un día climatológico impecable para cazar contribuyó al buen resultado de la montería.

Sin llegar a un coeficiente muy alto de reses por puesto, la calidad de las reses obtenidas en esta finca aragonesa la convierten en seria candidata a una de las Caracolas.

Si buena fue la calidad de los venados, mejor aún fue la de los gamos. Varios de los trofeos conseguidos se han intercalado entre los mejores puestos del ranking regional de Aragón.

Aunque la mayoría de las reses cobradas fueron jabalíes, y las monterías exclusivas de jabalíes tienen una Caracola especial que reconoce la mejor montería cochinera, en esta ocasión la calidad y cantidad de venados fue suficiente para incluirla en esta categoría.

Veinticinco puestos situados en sendas torretas para repartirse 140 reses de buena calidad.

Una de las clásicas de Gescaza y una de las candidatas todos los años a conseguir la Caracola de Oro. La temporada pasada se quedó a las puertas obteniendo la Caracola de Plata.

En esta ocasión la montería celebrada en la mancha La Dehesa brindó a sus dieciséis participantes una selección de calidad y cantidad de trofeos habituales en esta finca.

Con la temporada terminada en las comunidades autónomas más tradicionales, Gescaza tenía preparada una buena sorpresa para final de temporada.

El fin de semana se ofrecía completo, pero fue la montería del domingo, el último día de caza donde los participantes intentaron completar el cupo del fin de semana y donde se cobraron los mejores venados.

Deja un comentario