«La codorniz nunca está en terreno hostil y ahora Castilla y León lo es»

El director de la Fundación Fedenca, José Luis Garrido, considera que la sequía y las altas temperaturas que se han registrado en los campos de Castilla y León son los responsables de que esta temporada de media veda en la región esté siendo muy negativa para los cazadores castellanos.

En declaraciones a la agencia Efe, Garrido ha asegurado que estamos ante un año «totalmente atípico» en lo que se refiere cuanto al número de codornices. «Yo llevo cazando este tipo de aves desde hace más de 50 años y éste es el primero que no he visto todavía ninguna codorniz», ha señalado el máximo responsable de Fedenca.

Para Garrido, la escasez de lluvias en primavera y verano, y las altas temperaturas que se han registrado en los últimos meses en las zonas tradicionalmente elegidas por este tipo de aves durante su estancia en la Península son las responsables de que estas aves hayan huído hacia zonas más frescas. «En años como éste, escasos de lluvias, el campo se encontraba en abril demasiado seco y las codornices siguieron avanzando hasta pasar los Pirineos», comenta Garrido.

Reducción de capturas
La ausencia de codornices en los rastrojos castellanoleoneses se nota, y mucho, en las perchas de los aficionados. Las capturas de cotornas han descendido notablemente, como explica José Luis Garrido. «En años anteriores un cazador abatía una media de 20 ejemplares en un día, mientras que ahora no superan los 4 o 5 en algunas zonas de Burgos e incluso cuesta capturar un único ejemplar en la provincia de Valladolid», cuenta.

Si en los últimos 11 años se había capturado una media de 1.326.000 codornices al año, Garrido estima que, de seguir esta tendencia, esta temporada la cifra se verá reducida un 75 por ciento. En la presente campaña, y por ahora, las capturas de codornices en Castilla y León se han reducido un 90 por ciento con respecto a la media de los últimos 11 años, ha destacado para EFE.

Finalmente, y a modo de resumen, Garrido apostilla: «La codorniz es una especie que explota el territorio y nunca está en terreno hostil y ahora mismo Castilla y León es un territorio muy hostil».

Deja un comentario