Cazadores de Estepona niegan que fueran los causantes del incendio

La Sociedad de Cazadores El Zorzal de Estepona han querido salir al paso de una información, publicada en la edición de ayer del periódico Diario Sur, en la que citando un informe del Infoca se apunta a que la causa del incendio del pasado fin de semana fue una negligencia en el transcurso de una cacería de conejos.

La Sociedad El Zorzal niega rotundamente que el incendio pudiera provocarse, como apunta Diario Sur basándose en un supuesto informe del Infoca, al prenderse pequeñas hogueras cerca de las madrigueras en una cacería de conejos ya que, en ningún caso, ésta es una práctica aceptada por los cazadores federados por cuanto supone una total irresponsabilidad.

«Es impensable y aberrante que los propios cazadores prendamos fuegos dentro de nuestros acotados conociendo el peligro que esto supone tanto para nuestro coto como para nuestra propia integridad» apunta Miguel Ortega, secretario de la Sociedad El Zorzal.

Además, según señala Ortega, el fuego en ningún caso podría haberse producido por una negligencia durante la cacería ya que la Sociedad de Cazadores de Estepona acordó al comienzo de temporada que las cacerías de conejos se celebraran en domingo y no en sábado, día en que se registró el comienzo del fuego de cuya existencia tuvo aviso el Infoca en primer lugar por la llamada telefónica del propio guarda del coto de la sociedad esteponera, quien también colaboró en las labores de extinción.

Los socios de El Zorzal se defienden así de las acusaciones recogidas en la noticia y en las que se aseguran que los propios vecinos de la zona escucharon en la zona disparos de los cazadores en la mañana del incendio. «La sociedad ha establecido como jornada de caza el domingo por lo que es imposible que se oyeran disparos en la zona puesto que el sábado no está permitida la caza del conejo a los socios», señala el secretario del colectivo cinegético, quien apunta al sonido de las bombas de succión de oxígeno empleadas por el propio Infoca, cuando el fuego ya había comenzado, como el ruido identificado por los vecinos de la zona como disparos de escopetas.

Por todo esto, la Sociedad de Cazadores El Zorzal, como supuesta parte implicada en el hecho solicitará, a través de los Servicios Jurídicos de la Federación Andaluza de Caza, el informe elaborado por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Infoca para tratar de depurar responsabilidades en la determinación de una negligencia en una jornada de caza como causa del fuego.

Por su parte, el presidente en funciones de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, ha recordado que el compromiso de los cazadores en la lucha y prevención contra el fuego no sólo se corrobora en la colaboración directa con el Infoca sino en el propio trabajo de vigilancia y cuidado del medio natural por parte de éstos. El Mancheño ha señalado que «es indignante que la imagen del cazador aún se asocie a la de personas capaces de encender un fuego para la caza de conejos; en ningún caso las personas que lleven a cabo este tipo de prácticas pueden considerarse cazadores sino más bien delincuentes».

Desde Andalucía, oliendo a humo

Deja un comentario