Más de 4 millones de euros para controlar enfermedades de la fauna silvestre y la cabaña ganadera en Castilla y León

El Consejo de Gobierno ha aprobado una inversión de 4.053.390 euros para la contratación del programa de vigilancia, control y erradicación de enfermedades de la cabaña ganadera, núcleos zoológicos y fauna silvestre de Castilla y León, durante el año 2013. 

 

El objetivo de este programa es elevar el ya de por sí altísimo nivel de la sanidad animal de la cabaña ganadera regional, como una clara apuesta por mejorar la salud pública y contribuir al desarrollo del sector ganadero de la comunidad.

Este programa viene a dar continuidad a las inversiones realizadas durante los últimos años y que ha permitido significativas reducciones de los datos de prevalencia de las enfermedades más comunes. Así, desde el año 2007, la prevalencia de la tuberculosis bovina se ha reducido casi un 40 por 100, la brucelosis bovina se ha reducido más de un 76 por 100, y la brucelosis ovina-caprina prácticamente se ha erradicado, con una única explotación ganadera con positivo en 2011.

El programa prevé la realización, a lo largo del próximo año, de 1.900.000 actos clínicos normalizados a todos los animales de las explotaciones ganaderas, núcleos zoológicos y fauna silvestre de todos los municipios y explotaciones de Castilla y León.

Los procesos infecciosos incluidos en los programas oficiales de erradicación de enfermedades de los rumiantes son la tuberculosis bovina, la brucelosis bovina, la brucelosis ovina y caprina, la leucosis bovina y la perineumonía bovina. En el desarrollo de la lucha contra estas enfermedades se realizarán actuaciones sobre más de 15.000 explotaciones de ganado bovino y 12.000 explotaciones de ganado ovino y caprino, realizando analíticas a 1.100.000 reses bovinas y 3.000.000 de ovinos.

El programa, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno, contempla también actuaciones de muestreo -anualmente se toman muestras a más de 3.000 animales- y vigilancia epidemiológica de la fauna silvestre, tal y como se recoge en el Plan de vigilancia sanitaria permanente de la fauna silvestre de Castilla y León.

Deja un comentario