Castilla-La Mancha promocionará el turismo cinegético en la región

La consejera de Empleo y Economía del Gobierno de Castilla-La Mancha, Carmen Casero, ha asegurado que “la promoción internacional del turismo cinegético pretende crear empleo y riqueza en nuestra región”. Como ejemplo de ello se ha referido al reciente taller de trabajo que se ha desarrollado sobre la Internacionalización del Turismo Cinegético de Castilla-La Mancha.

La Consejera ha recordado que la caza supone una fuente de ingresos que fomenta el desarrollo de las zonas rurales más desfavorecidas. En este sector Castilla-La Mancha se generan más de 5.000 empleos directos y un volumen de negocio de más de 240 millones de euros.
 
Esta región dispone de siete millones de hectáreas destinadas a la actividad cinegética, que reciben la llegada anual de 170.000 cazadores de fuera de sus fronteras interesados en participar en alguna de sus modalidades y que convierten a esta región en el segundo destino de España con mayor potencialidad en turismo cinegético, sólo por detrás de Andalucía.
 
En este sentido, Casero ha incidido en que “para lograr un mayor desarrollo de este tipo de actividades relacionadas con el turismo cinegético, vamos a desarrollar un producto de calidad focalizado en un mercado que hoy en día está segmentado”.
 
Por ello, ha explicado Casero, se trabajará en la creación y puesta en valor de una propuesta de ocio complementaria que permita desarrollar los viajes en parejas o incluso en familia. Al mismo tiempo, se apostará por el desarrollo de un producto gastronómico asociado a la actividad cinegética que permita mejorar el grado de satisfacción de los visitantes”.
 
Además, la titular de Empleo y Economía ha informado que “también se van a llevar a cabo acciones orientadas a dar a conocer el producto cinegético a nivel internacional y a mejorar el nivel de fidelización, a través de acciones de comunicación a lo largo del año”.
 
Por último, tal y como ha explicado Casero, se emprenderán acciones de comercialización del producto turístico como fusión de la propuesta cinegética y de ocio complementario. A través de este servicio, los visitantes podrán, desde su propia localidad de origen, disfrutar de un exclusivo servicio que les permite la contratación del producto turístico cinegético, así como de las propuestas de ocio complementario que se diseñen.
 
En definitiva, se trata de “lograr que Castilla-La Mancha aproveche este mercado, no sólo para contribuir a elevar el 12 por ciento del PIB que supone nuestro turismo para la economía regional, sino también para generar puestos de trabajo en torno a este mercado aún con mucho potencial”.

Deja un comentario