‘La caza y el hombre’, en el Museo de las Merindades hasta el 1 de febrero

El Museo Histórico de Las Merindades acoge hasta el 1 de febrero la exposición “La caza y el hombre”, un recorrido por el tiempo que recoge todo tipo de ingenios y numerosas especies.

Cada Navidad hay un nuevo motivo para regresar al Museo Histórico de Las Merindades en el Alcázar de Medina de Pomar. La Asociación Cultural Etnográfica y Artesana de Las Merindades (Aceyam) se encarga de ello con sus llamativas y didácticas exposiciones que han recorrido el pasado de hasta una decena de oficios, como el transporte, el textil o el trabajo en el campo y espacios, como la vivienda o la escuela rural. Esta mañana abre al público una nueva propuesta, esta vez dedicada no a un oficio, pero sí a una actividad unida al hombre desde el principio de los tiempos, la caza.

Ingenios de todo tipo que han ayudado al hombre a cazar las alimañas indeseadas y, lo más importante, a alimentarse con la carne de muchos animales, se pueden ver en una exposición que ofrece también la posibilidad de ver numerosas especies disecadas, como el jabalí, la ardilla, la perdiz, codorniz, comadreja, hurón, rebeco, cabra montés, ganso o chorlito real, entre otras muchas.

La muestra ofrece un recorrido por la historia que arranca con los útiles más primigenios, arcos con flechas y arpones para continuar con elementos muy habituales en los hogares de principios de siglo en nuestras tierras. Se trata de curiosas rateras con las que se cogían ratones, pero también otros pequeños animales, lazos, tirachinas u hondas. La muestra expone también hasta una veintena de cepos de hierro. Destaca el de mayores dimensiones que se usaba para dar caza al odiado lobo que antaño se comía el ganado, pero también hay expuestos cepos para pájaros, para topos y para otro tipo de animales.

En la exposición tampoco falta una pequeña pieza sobre la que Benito Gutiérrez, directivo de Aceyam, llama la atención. Es un bozal para lobos que se ponía a estos animales mientras se llevaban por los pueblos una vez atrapados para mostrarlos a los vecinos y recibir propinas a cambio. El lobo ocupa una zona temática propia, en la que Aceyam ha reproducido la lobera de Perex de Losa, el ingenio con largos muros de piedra que concluían en un embudo y hasta donde se llevaba al lobo azuzado por los gritos de decenas de personas, como las que aparecen en una fotografía antigua expuesta.

La exposición, a la que ya se ha invitado a todos los colegios de la zona, cuenta con grandes dosis de didáctica y todos los animales y especies vegetales expuestas cuentan con sus nombres. Tampoco falta el rincón infantil para identificar huellas de animales, fabricar casas de pájaros o crear pájaros móviles. Quienes quieran conocer todos los detalles podrán hacerlo el próximo día 13, a las 18.30, en la visita guiada que ofrecerá Aceyam. Asimismo está prevista una exhibición de cetrería, sin fecha cerrada. Este puente, el museo abre de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 19.30 horas los tres días.

vía La historia de la caza – Diario de Burgos.

Deja un comentario