Aproca pide a las CCAA aprobar la homologación de los métodos de control de predadores

 

La Asociación de Propietarios Rurales, Productores de Caza y Conservadores del Medio Natural (Aproca España) ha pedido a las comunidades autónomas españolas que aprueben la homologación de los métodos de control de predadores conforme a las directrices fijadas por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (MAGRAMA).

El presidente de Aproca España, Luis Fernando Villanueva, ha remitido una carta a los diferentes Consejeros de los gobiernos autonómicos competentes en materia de caza solicitando que adapten a las normativas regionales las directrices básicas estatales sobre métodos de control de predadores que fueron aprobadas por el Consejo Estatal del Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

Villanueva, en un comunicado, ha asegurado que las comunidades autónomas, “muy dadas a inundar el panorama de la gestión cinegética de normas absurdas, cuyo único fin es la restricción y judicialización del campo, en este caso, se están riendo de los cazadores y de los propietarios de cotos de España”.

Aproca España ha recordado que la no trasposición de esta norma está echando por tierra más de cinco años de investigación del Magrama y algunas Comunidades Autónomas, que con su trabajo buscaban profesionalizar la figura del trampeo en España, adaptarse a normas internacionales y cumplir con lo dispuesto en la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

Para esta entidad, además de estar en juego el futuro de la gestión de los predadores oportunistas, “está en juego el futuro de especies emblemáticas de caza como la perdiz roja silvestre”, puesto que, “unido a otros factores, el incremento de predadores de forma exponencial en los últimos años, está ligado de forma directa con el descenso de la perdiz en buena parte del territorio nacional”.

Esta organización ha apuntado que el retraso en la aprobación de estas homologaciones contrasta con la celeridad de algunas comunidades autónomas a la hora de transponer otras normativas estatales o comunitarias,  como es el caso del Reglamento por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados al consumo humano, cuya aplicación e interpretación realizada, por el contrario, ha subrayado Villanueva, “está suponiendo graves inconvenientes para la gestión de los acotados”. 

Por ello, Aproca España ha denuncia que “la adaptación legislativa siempre se realiza de forma sesgada y nunca con interés para el futuro de la caza”.

Según las Directrices Básicas aprobadas por el Ministerio, han sido cuatro los métodos homologados y que han superado los criterios de Selectividad y Bienestar Animal conforme a estándares internacionales de captura no cruel: el lazo tipo Collarum, el lazo Wisconsin, el lazo con tope y cierre libre dispuesto en alar y la caja metálica para córvidos. 

Además de aprobar estos métodos, las Directrices también establecen las normas para la homologación de nuevos métodos de captura y regulan la acreditación de los usuarios, todo ello exigido por el artículo 62.3.g) de la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

Deja un comentario