La Asociación de Cazadores de Fuenlabrada denuncia que el Ayuntamiento quiere sacrificar sus perros

La Asociación de Cazadores “La Mula”, del municipio madrileño de Fuenlabrada, se manifestaron con sus perros el pasado sábado 18 de mayo por las calles de la localidad, en un recorrido desde el Centro Tomás y Valiente hasta la Plaza de la Constitución (frente al Ayuntamiento).

 

Los cazadores denuncian que el Ayuntamiento, y en concreto el Alcalde, les ha comunicado la decisión de desmantelar todas las perreras ubicadas en el Camino de La Mula sin ofrecerles otra alternativa para reubicar a sus perros de caza.

Esta decisión afectaría a unos 400 vecinos de la ciudad, propietarios de 5.000 perros de caza, y que según los afectados acabaría con el sacrificio de estos animales, ante la imposibilidad de tenerlos en sus domicilios.

Estas perreras están instaladas en unos terrenos del Camino de la Mula, que fueron entregados a sus propietarios como permuta de los que tenían en el Barrio del Arroyo, hace más de veinte años

El propio Ayuntamiento de Fuenlabrada construyó en los nuevos terrenos las instalaciones y los propietarios que tenían inicialmente una vaquería fueron alquilando espacios pequeños a los dueños de perros, una situación que se viene manteniendo hace más de dieciocho años.

Los dueños de los perros pagan en la actualidad un alquiler que ronda los 20 a 30 euros, dependiendo de las dimensiones de la perrera. Ahora el Ayuntamiento quiere desmantelar estas instalaciones argumentando que son ilegales y que el Seprona no las autoriza y los cazadores piden al Ayuntamiento que les dé una solución para alojar a sus perros y no tener que sacrificarlos.

Deja un comentario