Aprobada la Ley balear de Caza y Pesca

El Parlament de Baleares ha aprobado hoy martes la nueva Ley balear de Caza y Pesca Fluvial, a instancias del Consell de Mallorca, que introduce novedades, como la figura del acompañante o la bonificación de tasas para los refugios, y clarifica responsabilidades y funciones entre los titulares de cotos de caza, los payeses y los propietarios de los terrenos donde se practica la actividad cinegética, a fin de evitar litigios, según informa Europa Press.

 

De este modo, la proposición de ley de modificación de la Ley de 2006, que actualiza algunos de los preceptos anteriores, ha sido aprobada con los votos mayoritarios del PP y ha contado también con un “amplio consenso” de los partidos de la oposición en aspectos concretos del nuevo articulado. Además, el Grupo Parlamentario del PP ha aceptado casi una veintena de enmiendas del resto de formaciones.

Uno de los aspectos más polémicos de la normativa, que ha contado con el rechazo frontal del PSIB y MÉS, es el que permite a niños de a partir de ocho años poder cazar si van acompañados de un adulto, si bien el menor sólo podrá practicar la actividad cinegética “sin arma de fuego”, tal y como ha remarcado la diputada del PP, Asunción Pons.

La nueva normativa

Así, los aspectos más relevantes que prevé la iniciativa legislativa es la regulación de las pruebas y certificación de aptitud para la práctica cinegética, así como los elementos obligatorios para la obtención de la licencia de caza y las causas de excepción de pruebas; la certificación de la licencia de caza que será válida para todo el territorio balear; el aumento de las sanciones económicas por infracciones; y el hecho de que los refugios de fauna también podrán obtener la bonificación del 75% de la tasa que hasta ahora nada más se preveía para los cotos.

La nueva Ley balear de Caza también aumenta las superficies mínimas para construir cotos, mientras que se mantienen las establecidas para las superficies de fauna. Además, se recoge la posibilidad que, en las modalidades de la caza sin armas de fuego, los cazadores podrán ir acompañados de menores de 14 años, y la prohibición de disparar dentro de parcelas de huertos y árboles frutales en producción agrícola.

 

A la Cámara autonómica ha acudido una amplia representación de los miembros de asociaciones y entidades del mundo cinegético, dado, tal y como ha destacado el diputado de MÉS, Antoni Alorda, se trata de un tema que interesa de lleno a miles de aficionados en las islas.

Deja un comentario