WWF y SEO apuntan a los cazadores como envenenadores de fauna

Lobo envenenado © Juan Luis Ortega Herranz.
Lobo envenenado © Juan Luis Ortega Herranz.

WWF y SEO/BirdLife presentaron ayer el informe ‘El veneno en España (1992-2013)‘  en el que afirman que el uso de cebos envenenados para matar depredadores está asociado a la caza y a la ganadería extensiva, donde se utiliza este método para eliminar animales considerados dañinos para las especies de caza o el ganado.

Ambas organizaciones alertan de que las sustancias más utilizadas para envenenar fauna siguen siendo el aldicarb, el carbofurano y la estricnina. Todas ellas de gran toxicidad, prohibidas desde hace años y retiradas del mercado de la UE. Para WWF y SEO/BirdLife, el uso frecuente de estos productos ilegales prueba la existencia de un stock disponible para el envenenador, no gestionado y no eliminado y, en alguna medida, un tráfico ilegal destinado a la elaboración de cebos en el ámbito de la ganadería y la caza.

GrupoFauna venenoEl informe destaca también que el 63% de todos los animales envenenados se han encontrado en Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía, correspondiendo el mayor número de animales envenenados al grupo de las rapaces, con un 34%, seguido de mamíferos domésticos (22%), principalmente perros y gatos. El grupo ‘otras aves’ representa el 11% (con especies como abejarucos o cigüeñas). El siguiente grupo son los carnívoros terrestres, con el 9% de los ejemplares, donde destaca el gran número de zorros. Las palomas suponen el 8% de los envenenamientos, los córvidos el 5%, y los mamíferos silvestres (con especies como jabalíes, conejos o libres) representan casi el 3%.

WWF y SEO/BirdLife denuncian que el uso de cebos envenenados es el método más utilizado para matar depredadores a escala mundial y está asociado principalmente a la caza y a la ganadería extensiva. Una parte de estos sectores utilizan este método masivo, no selectivo e ilegal para eliminar animales que consideran dañinos para el ganado o las especies de caza.

El informe del veneno en España, de WWF y SEO/BirdLife analiza la mortalidad con cebos envenenados de 18.503 animales en 8.324 episodios. Aunque se estima que se está localizando solamente alrededor del 10% de los casos reales de envenenamiento. Por ello, aseguran que la cifra real de animales envenenados entre 1992 y 2013 ascendería a 185.000, una media de casi 9.000 muertes al año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.