ASAJA-Jaén pide que se autoricen batidas de ciervos ante los estragos que hacen en los cultivos

 

ASAJA-Jaén pide que se autoricen urgentemente batidas de ciervos para acabar con la superpoblación de estos animales en las sierras de Segura, Cazorla y Las Villas. Los ciervos se comen las plantas nuevas, las aceitunas que ahora maduran en los árboles y los jabalíes, por su parte, destrozan los riegos buscando agua. 

 

Los daños que causan estos ataques a los cultivos son incalculables. De hecho, ASAJA-Jaén organiza por los pueblos afectados reuniones informativas para empezar a valorar la cuantía de estos perjuicios. La organización agraria calcula los daños que causan los ataques de estos animales con reuniones informativas por los pueblos afectados. 

Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de Jaén, considera que lo que se está haciendo al limitar la caza de ciervos es “jugar con el pan de muchísimas familias agricultoras de la sierra”. “Se les va a dejar sin sustento, como no se intervenga rápidamente y se autoricen éstas batidas”, apunta. El gerente y portavoz recuerda que las batidas son una práctica tradicional ante situaciones de superpoblación de ciervos como la que tenemos ahora y que no perjudican, sino todo lo contrario, a las poblaciones de animales.  Para Valero, lo único que se persigue con ésta medida es solucionar un problema de forma respetuosa con el medio ambiente, como se ha hecho siempre. “Las batidas siempre se practican de una forma controlada por parte de las asociaciones de cazadores, como se hizo, por ejemplo, cuando se declaró la emergencia cinegética por conejos”, añade. Recuerda que ya tenemos experiencias anteriores con éxito y exige a la Junta de Andalucía que haga memoria y las vuelva a autorizar, porque sólo de ésta Administración depende acabar con lo que se ha convertido en un gran problema hasta en zonas en las que tradicionalmente no había apenas ciervos.

Deja un comentario