La dieta influye en la forma de agruparse el ciervo ibérico

Primeras cabezas ciervos Lagunes

Decía Isaac Newton: “Lo que sabemos es una gota; lo que ignoramos, un inmenso océano”. Eso mismo piensan muchos investigadores y gestores cinegéticos que día a día siguen aprendiendo cosas nuevas en nuestras especies de caza. Pasan los años, se hacen investigaciones, se confirman teorías y siempre hay algo que no sabíamos.
El comportamiento de los ungulados silvestres, en concreto el ciervo ibérico (Cervus elaphus hispanicus), es una de esas cosas que siempre “esconde” algo detrás. Aunque todos sabemos que los ciervos se agrupan en función del sexo, siguen siendo varios los factores que parecen afectar a este hecho y escasas las explicaciones al respecto.
Un estudio firmado por Miranda y colaboradores, estudió la dieta y selección de nutrientes en tres grupos de ciervos según edades y sexos; machos adultos, hembras adultas y juveniles (por debajo de 24 meses de edad).Varetos Lagunes ciervos
La separación entre sexos en la búsqueda de alimento se hizo patente durante la berrea, cuando las hembras adultas y juveniles prefirieron las zonas de matorrales en mayor medida que los machos. En comparación con éstos, las hembras y los juveniles pastaron buscando más nitrógeno, taninos y lignina en los alimentos.
Los autores afirman que la agrupación de sexos y edades durante la berrea depende de factores como la baja calidad del alimento y las distintas maneras o “estrategias” para mantener una buena salud. En el monte mediterráneo, en el que pueden producirse períodos de sequía muy acusados, cada ciervo, según su edad y sexo, debe saber bien “cómo organizarse” para poder seguir vivo y reproducirse en el futuro.
Aunque son muchos los factores que afectan al agrupamiento de los cotos, la disponibilidad y calidad de los alimentos parece ser uno de importancia y, pensando en la gestión de nuestros cotos, el saber que las hembras y juveniles seleccionan unos de manera a distinta a los machos podría ser útil cuando el alimento escasea, algo muy común en el monte mediterráneo.

Referencia del trabajo:
MIRANDA, M., SICILIA, M., BARTOLOMÉ, J., MOLINA-ALCAIDE, E., GÁLVEZ-BRAVO, L., CASSINELLO, J. Foraging sexual segregation in a Mediterranean environment: Summer drought modulates sex-specific resource selection. 2012. Journal of Arids environments, vol. 85, pp. 97-104.

Fuente: cienciaycaza.org

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.