Encuentro del Día de la Caza Natural de Apega 2016

5-encuentro-cinegetico-del-dia-de-la-caza-natural-apega-2016

Los días 7 y 8 de octubre, en la localidad de los Llanos del Caudillo (Ciudad Real), tuvo lugar este evento organizado por la Asociación de Perdigueros Españoles que Gestionan la Perdiz Autóctona, APEGA, en el que se dio cita un notable grupo de amantes de la caza natural y autóctona.

A las ocho de la tarde del día 7, alrededor de un centenar de cazadores, llegados desde varios puntos de España, se dieron cita en el Salón Mabel, de Manzanares, para asistir a la presentación de las jornadas cinegéticas. Entre estos asistentes se encontraban las mejores escopetas de caza menor de nuestro país. El acto de apertura del evento corrió a cargo de los responsables de Apega, quienes dieron la bienvenida a todos los asistentes, autoridades, colaboradores y campeones de España de caza menor.

Se realizó una mesa redonda en la que participaron como ponentes tres grandes campeones: Antonio Cloquel, Ismael Tragacete y Rubén Fernández, quienes deleitaron al público con sus intervenciones durante más de una hora, aportando sus opiniones sobre la gestión de los cotos, las capturas y cómo mejorar los hábitats de caza.

Al finalizar el acto se entregaron unos detalles realizados por Apega a los medios de comunicación y al actual presidente de la Federación de Caza de Castilla La Mancha, Agustín Rabadán. Después hubo una cena de hermandad con un gran ambiente repleto de conversaciones cinegéticas.

Al día siguiente a las ocho de la mañana, día 8 de octubre, en un magnífico cazadero gestionado por el guarda Javier Parra, se dieron cita unas cuarenta escopetas que iban a cazar una superficie de unas cuatro mil hectáreas, en la que presencia de las perdices rojas autóctonas y de libres hacían presagiar una jornada cinegética inolvidable.

Entre las condiciones impuestas por la organización de Apega durante la cacería se encontraban la obligación de llevar solamente veinticinco cartuchos por cazador y de dos disparos por lance. A las once de la mañana los participantes tenían preparados unos refrescos para poder descansar quien quisiese durante veinte minutos, para coger fuerza y luego seguir cazando. Se preparó el avituallamiento en la misma salida del coto, gestionado por el Restaurante Tizón. Sobre la una del mediodía los cazadores empezaron a llegar al lugar de encuentro confirmando las expectativas generadas, ya que se abatieron un total de ciento diecisiete perdices y varias liebres, siendo unánime el comentario entre los participantes del bravo comportamiento de las patirrojas.logo-apega

Tenemos que destacar que entre los participantes habían cinco grandes mujeres cazando a un nivel muy alto y tuvieron la suerte que también cazaron perdiz y liebre. ¡Bravo por estas mujeres que también son socias de Apega!

Una cosa importante de este día es que los cazadores no competían, sino que fue una jornada lúdica de caza natural, en lo que lo importante era estar allí y demostrar la afición, las cualidades y el amor a este bello deporte, por eso no era importante el número de piezas abatida, sino la convivencia entre todos.

La dirección de Apega recogió todas las perdices abatidas para su posterior análisis y es que esta asociación viene realizando esta tarea desde hace años, enviando las muestras al Departamento de Producción Animal, de la Universidad de Lérida, en la cual, nuestro amigo y catedrático Jesús Nadal y su equipo de biólogos realizan los estudios de las perdices rojas salvajes para llevar a cabo la mejor gestión posible para su sostenibilidad.

Después de cazar tuvo lugar una comida de despedida, con varios regalos para los asistentes donados por los patrocinadores de este Encuentro Cinegético del Día de la Caza Natural y al finalizar el evento se brindó por el éxito de la jornada cinegética realizada por la asociación de Apega.

Por Miguel Ángel Arnau

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.