San Antonio Abad, patrón de los animales, celebra hoy su festividad

Hoy 17 de enero se celebra la festividad de San Antonio Abad, conocido popularmente como San Antón, patrón de los animales, representado como un anciano con un hábito de monje y con un cerdo o un jabalí a sus pies.

San Antonio Abad nació en Egipto el año 356. Pasó casi toda su vida en el desierto de Tebaida, que así se llama el alto valle del Nilo. En aquel desierto vivieron los eremitas o solitarios, el primero de ellos, San Antonio Abad, vulgarmente conocido por San Antón. Después de haber dado todos sus bienes a los pobres, Antonio Abad se retiró al desierto, donde sufrió muchas tentaciones, que han inspirado muy notables obras a literatos y artistas. La Iglesia de Oriente rindió culto a San Antonio Abad desde la muerte de este, y la Iglesia latina desde el siglo IX.

San Jerónimo, en su vida de Pablo el Simple, narra que Antonio fue a visitarlo en su edad madura y lo dirigió en la vida monástica; el cuervo que, según la tradición, alimentaba diariamente a Pablo entregándole una hogaza de pan, dio la bienvenida a Antonio suministrando dos hogazas. A la muerte de Pablo, Antonio lo enterró con la ayuda de dos leones y otros animales; de ahí su patronato sobre los sepultureros y los animales.

Se cuenta también que en una ocasión se le acercó una jabalina con sus jabatos (que estaban ciegos), en actitud de súplica. Antonio curó la ceguera de los animales y desde entonces la madre no se separó de él y le defendió de cualquier alimaña que se acercara.

Es patrón de los amputados, protector de los animales, de los tejedores de cestas, los fabricantes de cepillos, los carniceros, los enterradores, los ermitaños, los monjes, los porquerizos y los afectados de eczema, epilepsia, ergotismo, erisipela, y enfermedades de la piel en general.

Fuente: wikipedia

 

Deja un comentario