Liberados cinco linces en las provincias de Ciudad Real y Toledo

El proyecto Life+Iberlince va a liberar entre ayer y hoy cinco linces ibéricos en Castilla-La Mancha; cuatro serán soltados en el área de reintroducción de Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real; y el quinto, en Montes de Toledo, en la provincia de Toledo.

Las primeras reintroducciones han tenido lugar hoy en dos fincas del municipio de Castellar de Santiago donde han sido puestos en libertad Nou, un macho nacido en el centro de cría en cautividad del Acebuche (Huelva), y Noitibó y Nimeria, macho y hembra procedentes del centro de cría en cautividad de Silves, en Portugal.

Nou, que es hijo de Gitanilla y Félis, campea ya por la finca Chico Mendes, mientras que Noitibó, que es hijo de Juromena y Fresco, y Nimeria, cuyos padres son Artemisa y Foco, recorren la finca Coto Enrique, lugar donde han sido puestos en libertad.

Ayer también fue liberada en Montes de Toledo de la hembra Nana, hermana de Nou, y que fue soltada en la finca Las Memorias, en Ventas con Peña Aguilera (Toledo). Su liberación es la primera de este año que tiene lugar en esta área de reintroducción de Montes de Toledo, donde en las próximas semanas se seguirán soltando nuevos ejemplares.

La suelta del quinto ejemplar que se tiene previsto reintroducir se producirá hoy en el monte público de la sierra del Viso del Marqués en Ciudad Real, donde se dejará en libertad a Nival, un macho procedente del centro de cría de Granadilla (Cáceres), hijo de Jarilla y Gazpacho.

Todas las sueltas han tenido lugar en fincas privadas y públicas que mantienen con el proyecto Life+Iberlince distintos convenios de colaboración y donde la empresa Fomecam y la organización WWF realizan actuaciones tendentes a mejorar las condiciones del hábitat para el conejo de campo.

En estas fincas se llevan a cabo programas de reforzamiento de poblaciones de conejo, que es la especie de la que principal se alimenta el lince ibérico.

Con la liberación de estos cinco nuevos ejemplares, serán seis los linces reintroducidos este año en la región, donde está previsto que se suelten un total de dieciséis ejemplares.

Hace tan algo más de una semana era liberada en Sierra Morena oriental Natureza, una hembra con la que se iniciaba este año el programa de reintroducción de 2017, y que, según los técnicos del proyecto Life+Iberlince, sigue cerca de la zona donde fue soltada, donde se encuentra bien.

Desde el año 2014, y teniendo en cuenta las liberaciones de ayer y hoy, en la región se ha puesto en libertad un total de 49 linces ibéricos desde el año 2014.

La suelta de estos ejemplares ha permitido en estos años consolidar tanto el área de reintroducción de Sierra Morena como los Montes de Toledo, como núcleos estables para la conservación del lince ibérico.

De hecho, en ambas áreas durante el pasado año se consiguió que esta especie se reprodujera en estado salvaje, naciendo diecinueve cachorros en total, de los que cinco lo hicieron en la provincia de Ciudad Real y catorce en los Montes de Toledo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.