La MGC, en la Estrategia Nacional del Conejo de Monte

Junto con representantes de otras asociaciones de calado nacional, el presidente de la Mesa Gallega por la Caza (MGC) y miembro de la plataforma S.O.S. Conejo de Monte, participó ayer en Madrid en una reunión de trabajo en la que se debatieron  aspectos fundamentales del borrador de la estrategia nacional para la conservación del conejo de monte.

Fueron varias las asociaciones representativas del sector cinegético –UNAC, APROCA, Federación Andaluza de Caza, Fundación Artemisan, Fundación Caza Sostenible y Fundación AAI– las que acudieron ayer a la convocatoria cursada por WWF para presentar el borrador elaborado.

Un documento en el que se está trabajando para dotarlo del mayor consenso posible por parte de todos los sectores implicados para sacar adelante una estrategia nacional para la conservación y gestión del conejo de monte en España.

Más de cuatro horas de interesante debate y puesta en común de diversos aspectos de este borrador, que lógicamente contempla actuaciones vinculadas muy directamente con la actividad cinegética.

Un buen punto de partida donde quedo de manifiesto el interés general de todos los sectores vinculados con el medio ambiente en la necesidad imperiosa de recuperar las poblaciones de conejo, principalmente en aquellos lugares donde por diferentes causas han desaparecido en su totalidad o están en vías de hacerlo.

Al tiempo que el borrador de estrategia nacional  también recoge medidas de gestión para las poblaciones en aquellos territorios donde los conejos, por su abundancia, están causando importantes daños sobre todo los relacionados con la agricultura.

Parece evidente que resulta  fundamental aprobar una estrategia nacional de conservación para el conejo de monte que defina objetivos y metas para luchar contra las amenazas y problemas de la especie y que revierta el proceso de declive de sus poblaciones, para que se puedan recuperar los niveles poblaciones necesarios para cumplir con el papel que desempeña en los ecosistemas.

Deja un comentario