Los propietarios de Pla des Blanquer dice no a la ZEPA

El 80% de los propietarios de la Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) del Pla des Blanquer piden la retirada de su declaración como espacio protegido.

La Associació Balear Defensora del Món Rural, con la colaboración del Ayuntamiento de María de la Salut, han facilitado a los propietarios de las tierras afectadas por la ZEPA del Pla des Blanquer la posibilidad de presentar alegaciones a la tramitación de ésta.

Un total de 790 propietarios, el 80 % del total afectados en María de la Salut, han alegado a la Conselleria la retirada de la ZEPA, argumentando que este espacio protegido se impone sin el consentimiento del propietario. Entre otros perjuicios de la ZEPA, afecta a las actuaciones que el propietario pueda o le interese realizar en sus tierras o propiedades causando de forma directa una pérdida de valor de estas. Por ello, piden a la Conselleria, que se excluyan estas propiedades de la ZEPA del Pla des Blanquer y de cualquier intención de actuación que se quiera realizar sobre ellas sin el consentimiento de la propiedad.

El alcalde de María de la Salut, Biel Mas, declaraba “delante de estos datos, la Conselleria, como acto de responsabilidad, debería replantearse la imposición de esta ZEPA. Cuando casi la totalidad de los propietarios te reclaman que pares algo que les afecta es porque realmente lo que se hace no gusta o es amenazante para el ciudadano. A día de hoy, en el 2017, los políticos no podemos ir en contra de la voluntad de los ciudadanos ni contra sus propiedades. Delante de esto, los políticos debemos querer escuchar a los afectados y no solo a la gente de nuestro alrededor.  Por mi parte decir que todos estos propietarios tienen mi total apoyo y que deberían ser escuchados por la Conselleria”.

Tomeu Bergas, presidente de la Associació Balear Defensora del Món Rural, asociación nacida en defensa de los intereses de propietarios, agricultores, ganaderos y cazadores a raíz de la imposición de esta ZEPA, manifestaba “he hablado con casi la totalidad de los propietarios de la zona, lo que nos ha llevado a una posición prácticamente unánime como muestran los cientos de alegaciones presentadas. Por ello, la Administración autonómica debería darse cuenta de una vez por todas, que estas tierras son productivas de cultivo y que hay mucha gente que ha luchado por y para ellas, viviendo en la actualidad de su producción. Todo ese esfuerzo está amenazado por eco-políticos sin sentimientos, que lo más cercanos que han estado de una azada es el bolígrafo con el que han firmado la solicitud de declaración ZEPA. Ningún nivel de protección, ni restricción defenderá más estas tierras ni a las especies protegidas, no protegidas y cinegéticas que puedan habitarlas que los que vivimos en este territorio, conseguido con mucho sacrificio y amor. Le pido al Conseller Vidal que recapacite, escuche a los propietarios y retire la propuesta para el Pla des Blanquer que tanto perjudicaría a los propietarios de las tierras de María de la Salut, Llubí y Santa Margalida”.

Las sociedades de cazadores de Llubí, Santa Margalida, Maria de la Salut, Vilafranca, Montuirï, Alcudia y Llucmajor. Así como las fincas de gran extensión de Binis–Montcaira de Escorca, Son Perdiu de Llucmajor, entre otras, también están en contra de estas dictaduras eco-políticas que se quieren implantar en sus cotos de caza.

Deja un comentario