El Senado aprueba que el Gobierno impulse la Estrategia Nacional Cinegética

El Senado pidió ayer al Gobierno que ponga en marcha la aprobación de la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, en aplicación de lo señalado en la Ley 21/2015, de 20 de julio, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

La Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado aprobó (por 15 votos a favor y 10 en contra) una moción del Partido Popular que reclama al Ejecutivo esa estrategia que sirva “como marco orientativo y de coordinación para la ordenación, a escala nacional, del aprovechamiento cinegético”.

El senador popular Antonio Ángel Clemente subrayó la repercusión que la caza tiene en los territorios rurales y en su economía, al tratarse de una actividad que genera unos 3.700 millones de euros anuales, y destacó además su contribución al equilibrio de los ecosistemas y a la recuperación de la flora y la fauna silvestre.

Así mismo destacó que en la actualidad la caza en España “es una actividad cultural, social y económicamente importante, practicada por el 2,5% de nuestra población”. “A los 800.000 cazadores nacionales hay que sumar los más de 25.000 visitantes extranjeros”, que anualmente vienen a cazar procedentes de diversos países europeos.

El PP subrayó que algunas organizaciones de cazadores han demandado que se impulse esta estrategia y que se incluyan en ella aspectos como la armonización de las órdenes de veda, la concordancia de las diferentes leyes y normas de caza, y que se extienda la licencia única que ya existe en varias autonomías.

El Grupo Parlamentario Vasco, señaló que la caza es competencia exclusiva del Gobierno vasco y que “siendo coherentes con el voto que en su momento dimos a la Ley de Montes”, votarían en contra.

El Grupo Paralamentario Unidos Podemos también votó en contra que la moción presentada argumentando que ésta les parecía “irrelevante”, y que “suena” como una moción “para contentar al lobby cinegético”.

El PSOE, por su parte, rechazó la moción por considerar que tenía “una inspiración estrictamente económica y mercantilista”, señalando que tal como se planteaba, la iniciativa del Grupo Parlamentario Popular “afecta solamente a un reducido grupo, a un lobby, como se ha dicho, del mundo cinegético y ni siquiera repercutiría en el aumento de las especies cinegéticas”.

Ver en este enlace el borrador del Diario de Sesiones del Senado donde se debatió esta moción.

 

Deja un comentario