Ocho organizaciones de caza y conservación se integran en la Fundación Artemisan

Además de los patronos fundacionales (Federación de Caza de Andalucía, Aproca y Ademac) se han sumado como benefactores de la Fundación Artemisan las Federaciones de Caza de Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León, así como la Oficina Nacional de la Caza y ELO España, siendo así un total de ocho las organizaciones que hasta la fecha se han unido al proyecto, además del apoyo de cientos de particulares y empresas que han aportado su financiación para el desarrollo de los objetivos marcados por la Fundación desde su puesta en marcha.
Otras federaciones de caza, como las de Murcia o Madrid, la Asociación Española de Rehalas (AER) y la Asociación de Rehalas Regionales Españolas (ARRECAL) también han mostrado su interés por sumarse al proyecto. Asimismo, desde la Fundación Artemisan también se ha invitado a la Real Federación Española de Caza a los diferentes actos y presentaciones realizadas y esta entidad está estudiando en la actualidad su incorporación como benefactor.
Desde la Fundación se hace un llamamiento a todas las organizaciones que se quieran sumar como benefactores de Artemisan, para que ésta sea una de las herramientas principales para el desarrollo de los proyectos de investigación que tanto urgen poner en marcha y se consiga el impulso necesario para cumplir con el plan estratégico de comunicación en el que la Fundación Artemisan ya está trabajando desde hace meses.
La dirección de la Fundación Artemisan ya dejó claro en su presentación el pasado mes de diciembre que ahora, más que nunca, la unión hace la fuerza y que la labor que se está realizando no tiene por qué solapar el trabajo de las organizaciones que desarrollan su labor para poner en valor el sector cinegético.
Con el objetivo de seguir aunando esfuerzos, la Fundación Artemisan ha dejado abierta la puerta a cualquier tipo de colaboración con entidades asociativas o empresas privadas que quieran prestar su apoyo en pro de la caza y la conservación.

Deja un comentario