La ONC denuncia la ‘traición’ de PSOE y Ciudadanos tras rechazar indultar a las invasoras

 

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) lamenta profundamente “la traición cometida ayer” contra el mundo rural por PSOE y Ciudadanos, partidos que se habían comprometido a apoyar la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y que a última hora cambiaron de postura. Así, la propuesta presentada por el Partido Popular fue rechaza con los votos en contra de PSOE y Unidos Podemos y con la abstención de Ciudadanos. 

Esta propuesta legislativa pretendía dar respuesta a la situación generada por la sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a considerar especies exóticas invasoras, entre otras, el arruí, la carpa común y la trucha arcoíris, lo que suponía su exterminio. La norma rechazada ayer por el Congreso planteaba compatibilizar la lucha contra las especies exóticas invasoras con su aprovechamiento para la caza y la pesca en aquellas zonas donde su presencia ha sido muy prolongada en el tiempo y, por tanto, ya no supone un problema ambiental.

El rechazo de la toma en consideración de esta Proposición de Ley supone un duro golpe a las reivindicaciones lanzadas en los últimos meses desde todos los ámbitos del mundo rural, “lo que demuestra, una vez más, lo alejados que están muchos diputados de la realidad de nuestro campo”, afirma la Oficina. Así, mientras no se aborde la compleja situación generada por la sentencia del Supremo a instancias de grupos ecologistas, “continuará el exterminio del arruí ya iniciado, y se provocará un daño irreparable a la economía local de muchas zonas rurales que dependían en gran parte de la caza y la pesca de las especies afectadas”.

Para la Oficina Nacional de la Caza resulta “especialmente lamentable” la postura adoptada por los diputados del PSOE y de Ciudadanos, que, “rompiendo sus compromisos, han dado la espalda a ese mundo rural al que habían dicho defender cediendo, de nuevo, a las presiones de los radicales movimientos animalistas”. Además, la ONC afirma que es válida la excusa de que se trataba de una propuesta mejorable, “ya que de haberse aprobado su toma en consideración se habría abierto un plazo de presentación de enmiendas en el que se podía haber modificado y mejorado todo lo que se considerase oportuno”.

La ONC se pregunta si tendrá algo que ver con el regreso de Cristina Narbona, responsable de la ley que ahora se quería modificar, a la primera fila de la política, y recuerda las promesas de apoyo al sector cinegético lanzadas por el PSOE durante la última campaña electoral.

Así, si ahora se pretende impulsar una nueva modificación desde las filas socialistas “por el simple hecho de apuntarse una medalla política”, se habrá perdido un tiempo precioso por motivos políticos y en contra de los intereses generales de los ciudadanos. “También es triste, no por inesperada, la posición de Unidos Podemos, que sigue completamente alejada del mundo rural”, declara la ONC.

La ONC ha querido agradecer el compromiso en este caso tanto del Partido Popular, que presentó la iniciativa, como de PNV y PDCat, únicas formaciones que votaron a favor de la toma en consideración de la Proposición de Ley.

Desde la Oficina Nacional de la Caza recuerdan “a todos los partidos” que el sector cinegético engloba a en torno a cinco millones de personas en España “y que, ahora mismo, se trata de un colectivo profundamente decepcionado con esa mayoría política que ha tumbado en el Congreso una propuesta que planteaba soluciones para un grave problema generado por la radicalidad de las organizaciones ecologistas”.

Deja un comentario