Extremadura acorta los plazos de desparasitación contra la hidatidosis en perros de caza

 

La Dirección General de Salud Pública de la Junta de Extremadura ha modificado los periodos de desparasitación contra la hidatidosis a ocho semanas en los perros de caza.Mediante la Resolución de 12 de diciembre de 2017, publicada en el DOE de 3 de enero de 2018, la periodicidad mínima de desparasitación contra el Echinococcus granulosus, causante de la hidatidosis, en “perros pertenecientes a rehalas o recovas, o los utilizados para fines cinegéticos”, se establece en una desparasitación cada ocho semanas.

La Asociación Española de Rehalas (AER) ha mostrado su desacuerdo con esta medida, que considera un “ataque al ámbito de la caza” en Extremadura, de una manera “inesperada y sin consensos”, afirmando que la Dirección General de Salud Pública extremeña “vuelve a poner un palito en la rueda a los rehaleros para no poder ejercitar nuestra afición preferida sin tener que ser molestados o, pensando mal, poder ser sancionados con más facilidad si no acatamos dicho decreto”.

Desde esta Asociación se ha expuesto a la directora general de Salud Pública, María Pilar Guijarro Gonzalo si, no siendo más lógico que se propague la hidatidosis con el contacto de los perros que conviven con las personas que con aquellos que no tienen dicho contacto, como es el caso de los de caza, “por qué, entonces, se obliga a éstos a una desparasitación cada ocho semanas y a los que conviven en el hogar cada seis meses”.

Ante este “despropósito, carente de toda lógica aunque pueda parecer políticamente correcto”, desde la Asociación Española de Rehalas anuncian que se va a solicitar de manera inmediata una reunión a la Dirección General autora de tal norma, invitando a las demás instituciones relacionadas con el mundo de la caza extremeño a realizar “las presiones necesarias para dejar sin efecto tan injustificada y discriminatoria medida”.

La Dirección General de Salud Pública de la Junta de Extremadura justifica esta medida en que la tasa de incidencia de la enfermedad en esta comunidad ha sido en los años 2015 y 2016 aproximadamente 4 veces superior a la media nacional, “por lo que, dada esta situación epidemiológica, se hace necesario regular la forma y el tratamiento frente a ténidos de los perros en la Comunidad Autónoma de Extremadura”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.