El equipo canino andaluz de detección de veneno lleva realizadas 3.436 inspecciones

El equipo canino de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio especializado en la detección de cebos y cadáveres envenenados ha realizado desde su creación en 2004 un total de 3.436 inspecciones en cotos de caza y explotaciones ganaderas, en el marco de la Estrategia Andaluza contra el Veneno (EAV). A esta cifra hay que sumar otras 13 llevadas a cabo en otras comunidades autónomas como Baleares, Extremadura y Castilla-La Mancha, con las que la Junta colabora también en la lucha contra esta práctica ilegal en el medio natural.

Además, de las 3.436 inspecciones realizadas desde 2004 hasta 2017, año en el que se registraron 170 actuaciones de este tipo, 2.286 fueron de carácter urgente tras la localización de algún supuesto cebo o cadáver envenenado y 1.150 preventivas en las zonas acotadas con historial delictivo por este tipo casos o en áreas de distribución de especies amenazadas. Por provincias, destaca Jaén con 557 controles, seguida de Granada (544), Sevilla (521), Córdoba (428), Málaga (382), Almería (362), Cádiz (356) y Huelva (315).

En la realización de estas inspecciones han participado agentes de Medio Ambiente del Equipo de Investigación de Veneno y Artes Ilegales, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y técnicos especializados de la consejería en esta materia.

El uso del veneno es una de las principales causas de mortandad para la fauna andaluza, especialmente para diversas especies protegidas y amenazadas como el águila imperial ibérica y el quebrantahuesos. También supone un grave riesgo incluso para la salud pública, ya que los perros han llegado a detectar cebos, hechos de trozos de alimentos, con altas dosis de veneno que le convertían en letales para los humanos.

Un equipo para la lucha contra el veneno
El equipo de la Unidad Canina se creó tras poner en marcha la consejería en 2004 la Estrategia andaluza para la erradicación del veneno. Esta iniciativa, que contempla 61 medidas centradas en la prevención, concienciación social, disuasión y persecución del delito, ha permitido reducir esta práctica ilícita en un 55 %, aproximadamente, en los últimos años en Andalucía.

Actualmente, el equipo canino se encuentra operativo en toda Andalucía y actúa a requerimiento de las Delegaciones provinciales y otros organismos y cuerpos de seguridad, como el Seprona y la Policía Autonómica. En todas sus actuaciones está presente, al menos, un agente de la autoridad encargado de realizar un acta de levantamiento en aquellos casos en los que han aparecido cebos o cadáveres presuntamente envenenados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.