Reclaman al Gobierno medidas inmediatas para salvar al visón europeo de su extinción

España alberga una de las últimas poblaciones viables de visón europeo de todo el continente, que se estima en menos de 500 ejemplares. Por ello, los expertos calculan que este mamífero podría extinguirse en un periodo de entre 5 y 7 años si no se ponen en marcha medidas urgentes para evitarlo.

La organización WWF “lleva años reclamando al Gobierno la necesidad de un plan de emergencia” con recursos suficientes para salvar al visón europeo, “pero lamenta la falta de iniciativa estatal mostrada hasta el momento”.

Junto al lince ibérico, el visón europeo se considera el carnívoro más amenazado de Europa. En España, se estima que la población actual de este mamífero podría ser inferior a 500 ejemplares, aunque se desconoce el dato exacto, puesto que el último censo a nivel nacional se realizó hace más de quince años, por lo que WWF advierte de que los datos podrían estar sobreestimados. La pérdida de su hábitat y, sobre todo, la competencia con el visón americano, una especie invasora que desplaza al europeo, son sus principales amenazas.

Por eso, desde principios de 2017, WWF desarrolla la campaña ‘Salva al visón europeo de la extinción’, cuya petición online cuenta ya con más de 25.900 apoyos, para alertar de la dramática situación que vive este pequeño carnívoro, una especie cuya área de distribución original se ha reducido un 90% en todo el mundo, y para solicitar acciones urgentes a las autoridades responsables.

WWF elaboró una propuesta de medidas para llevar a cabo un plan de emergencia y evitar la extinción del visón europeo en España, documento que fue enviado al Ministerio de Medio Ambiente para ser tenido en cuenta. Pese a que estas medidas fueron consideradas como prioritarias en una reunión entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas, más de un año después, la organización “lamenta la falta de avance en la lucha por la conservación de esta especie únic”a.

Entre otras medidas urgentes, dicho plan incluía un censo nacional de visón europeo, que permita conocer el número de ejemplares que quedan en la actualidad, ya que el último tiene más de quince años; un ‘Centro unificado de cría en cautividad del visón europeo’ similar al existente para el lince ibérico en España, que ha contribuido a multiplicar por cinco los apenas cien felinos que quedaban en los años noventa; y acciones de conservación sobre el terreno que incluyan un control efectivo de las poblaciones de visón americano, especie invasora que constituye su principal amenaza.

WWF reconoce el esfuerzo que han desarrollado algunos gobiernos autonómicos, como Aragón, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, Navarra y País Vasco, junto con otras organizaciones ambientales para salvar al visón europeo. Sin embargo, considera imprescindible y urgente que se apruebe un calendario de trabajo para las acciones prioritarias y que estas se desarrollen de forma coordinada y a la mayor brevedad posible. Con este objetivo, desde la organización se ha remitido una carta a la Ministra para la Transición Ecológica y a las cinco comunidades del área de distribución, reclamando la puesta en marcha urgente de estas acciones.

El responsable del programa de especies de WWF España, Luis Suárez, asegura: “Estamos ante una situación realmente crítica para esta especie y es necesaria una reacción urgente y contundente para revertirla”. Y destaca que para empezar “es imprescindible que el Ministerio para la Transición Ecológica realice un censo nacional para saber cuál es la situación real de la especie y dónde se deben concentrar los esfuerzos de conservación”.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.