«Satisfacción incompleta» de la FAC ante normativa de subproductos animales

La Comisión de Caza Mayor de la Federación Andaluza de Caza analizó en su reunión del pasado 29 de mayo la nueva normativa andaluza sobre control de subproductos animales. Aunque esta comisión ha valorado positivamente esta Orden, publicada recientemente, la satisfacción ante el contenido de la misma «no es completa» en el seno de la FAC.

La Comisión de Caza Mayor de la Federación Andaluza de Caza, ha valorado positivamente esta Orden conjunta de las consejerías de Agricultura y Pesca y Medio Ambiente, al recoger bastantes de las propuestas realizadas por el organismo federativo al borrador previo a esta orden, «cuyas disposiciones resultaban muy perjudiciales para el sector cinegético andaluz», aseguran desde la Federación andaluza.

En julio de 2010 saltaron todas las alarmas al conocerse un borrador previo a la redacción de esta orden que en ningún momento había contado con la participación ni la opinión de la FAC, y que contemplaba normas sanitarias para evitar la transmisión de enfermedades «cuya aplicación estaba completamente sobredimensionada, considerándose la práctica totalidad de los animales cazados como subproductos con nivel máximo de peligro», recuerda la FAC. Ello suponía en la práctica la destrucción de pieles, trofeos o cuerpos enteros de cerdos asilvestrados, entre otros.

Además, y a juicio de la FAC, se incluían numerosísimos requisitos técnicos y legales, como el transporte y eliminación en un plazo máximo de 48 horas de los subproductos ó el transporte de los trofeos de caza por parte de empresas taxidermistas especializadas, «que dificultaban y encarecían la actividad cinegética acabando en la práctica con la caza social y, en especial, con las modalidades de rececho y aguardo».

Ante esta situación, la Federación Andaluza de Caza inició un proceso de colaboración con ambas consejerías para la redacción de una Orden de Subproductos animales que respetara los objetivos fijados por la administración y fuese, en la práctica, asumible por el sector. Fruto de este trabajo, el pasado 21 de mayo se publicaba en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía la citada orden de 2 de mayo, que entrará en vigor el próximo 1 de junio.

El análisis de los artículos dispuestos por la Orden concluye que los cotos deportivos y la caza social se encuentran mucho más protegidos legalmente y más apoyados por una normativa que no resulta tan perjudicial como permitía atisbar su borrador inicial.

En este sentido, desde la Comisión de Caza Mayor de la FAC se asegura que «la colaboración entre diferentes colectivos afectados y la Administración ha creado una Orden consensuada que, si bien no satisface al colectivo cinegético al cien por cien, sí es aceptada».

Así, la solicitud de mejoras y modificaciones a la Orden para que ésta refuerce el respaldo a la caza mayor, sobre todo la de tipo social, ha llevado a la Federación Andaluza de Caza y Aproca a solicitar una reunión con el Consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente para trasladar la necesidad de que el texto de la Orden recoja las modificaciones propuestas por los colectivos cinegéticos.

De esta forma se garantizaría la supervivencia de la caza mayor social en Andalucía. No obstante, desde la Federación Andaluza de Caza se asegura que seguirá trabajando por introducir las modificaciones que considera completamente asumibles y que permitirían desarrollar la actividad cinegética con menos trabas.

Deja un comentario