La C. Valenciana delimita zonas de alimentación de aves necrófagas

Foto: Matthias Kabel.
La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana ha delimitado la zona de especial protección para aves (ZEPA) de L’Alt Maestrat, Tinença de Benifassà y Turmell i Vallivana como zona de protección para la alimentación de aves necrófagas.

La resolución, fechada el pasado 18 de junio y aparecida en la edición del Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV) del pasado 26 de julio, recoge que las aves podrán ser alimentadas en estas zonas con suproductos animales no destinados al consumo humano.

De las tres ZEPAs declaradas para la protección de aves necrófagas, la de L’Alt Maestrat, Tinença de Benifassà, Turmell i Vallivana acoge casi la mitad de la población reproductora de la provincia de Castellón (49,5% para el periodo 2005-2011), pero es la que muestra menor éxito reproductor (60%). En esta ZEPA, existe una gran cabaña ganadera en extensivo, y existen indicios de baja disponibilidad de alimento en la zona, a pesar de la existencia de comederos.

En la Comunidad Valenciana la especie más significativa en cuanto al número es el buitre leonado (Gyps fulvus), seguida del alimoche (Neophron percnopterus). La mayor población reproductora se localiza en el interior de Castellón. La población de buitre que frecuenta el interior de Castellón se estima en unos 5.000 ejemplares, con unas necesidades tróficas estimadas en 1.200 Tm/año, de la que la red de comederos de Teruel y Castellón cubre el 40%, según recoge la propia resolución de la Consellería.

Deja un comentario