Cazadores estiman en 20 años recuperación del área quemada en Cabañeros

La Sociedad de Cazadores de Navas de Estena calcula que hasta dentro de dos décadas no podrán volver a cazar en la zona de monte público del Parque Nacional de Cabañeros afectada por el incendio forestal que este fin de semana ha devorado 600 hectáreas de alto valor ecológico.

Aunque el incendio ya está controlado, el daño provocado por este incendio –que según todos los indicios parece ser intencionado, ya que se inició con varios focos distanciados entre sí. tardará al menos 20 años en repararse, según la Sociedad de Cazadores de Navas de Estena, que asegura que han parecido unos 300 animales cinegéticos.

«Acto salvaje»
Tomás García, presidente de la Sociedad de Cazadores, calificaba lo sucedido para la agencia Efe como «un acto salvaje» porque ha afectado a una de las zonas de monte «más emblemáticas» del Parque Nacional. «Se ha quemado el monte de La fuente El Caño y Majalaburra, un lugar donde está el segundo pico más alto de los Montes de Toledo», explicó García.

El presidente de los cazadores de Navas de Estena ha señalado que el impacto medioambiental que ha tenido este incendio es «enorme». «No hemos evaluado económicamente las pérdidas, pero, desde luego, en la zona no ha quedado vivo ni un ciervo, ni un corzo y ni un jabalí, además, también han muerto toda la caza menor y otras especies protegidas, además de los invertebrados que estaban presentes en la zona», señalaba.

Al mismo tiempo, desde el colectivo de cazadores de Navas de Estena han lamentado la existencia de vallados en las fincas próximas como El MailloLas Cuevas, que han impedido la huida de muchos animales y como consecuencia de ello, que muchos hayan perecido fruto de las llamas.

Tomás García ha lamentado que no se lleven a cabo trabajos de limpieza de los montes públicos, porque en su opinión: «Si se hiciera, probablemente se evitaría que los efectos de los incendios fueran tan dañinos como ha sido este».

También ha indicado que este año los cazadores se han quedado sin las dos monterías que tradicionalmente había en este acotado.

Deja un comentario