Santiago Iturmendi llama a los cazadores a colaborar en prevención de incendios

Foto correspondiente a las tareas de extinción del incendio de Tabuyo. (Fuente: Junta de Castilla y León).
Ante la ola de incendios forestales que está afectando a toda España, y que en Castilla y León se está ensañando especialmente con la provincia de León –donde ya son 10.000 las hectáreas calcinadas en el incendio de Tabuyo (León)-, la Federación de Caza de Castilla y León ha manifestado que «los incendios suponen una desgracia social que perjudica a los mejores valores naturales del territorio de nuestra comunidad privilegiada en medio ambiente».

En un comunicado, Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, ha hecho un llamamiento a todos los cazadores para que realicen una «colaboración activa en sus pueblos, haciendo vigilancia continua de nuestros montes y avisando de inmediato a las autoridades (teléfono 112) ante cualquier incendio».

Iturmendi llama también a los aficionados a colaborar de la misma forma con las autoridades «cuando se sospeche de autoría intencionada del incendio», asegurando en este sentido la Federación de Caza de Castilla y León pondrá a disposición de todos los cazadores, «federados o no», de los apoyos necesarios «de cualquier índole y especialmente de nuestra asesoría jurídica», para llevar a buen fin la previsible denuncia.

Mano tendida a la Junta para luchar juntas en la prevención
Asimismo, la Federación afirma que las terribles pérdidas que se dan en el patrimonio natural de Castilla y León por culpa de los incendios «nos parece una sangría que no puede mantenerse». Por ello, la institución federativa tiende la mano a la Junta de Castilla y León, ofreciendo su «apoyo en lo que sea posible», a la vez que solicita a los responsables autonómicos «las medidas preventivas que aminoran o impiden el riesgo de incendios, disponiendo los trabajos previos que requiere el monte».

En este último punto, la Federación de Caza de Castilla y León se ofrece, en tanto entidad organizada en el mundo rural y con presencia en todos los términos municipales, para colaborar con la Junta de Castilla y León en la articulación de un protocolo de vigilancia de incendios en los meses de mayor riesgo, aunque «siempre dentro de las posibilidades específicas de cada término», matizan desde el órgano federativo.
 
Por último, la Federación de Caza de Castilla y León asegura que se presentará como acusación particular en todas las denuncias en las que haya algún ciudadano imputado. «La Federación también mantiene con los incendios el eslogan de  ¡Tolerancia Cero!», recuerdan.

Deja un comentario