Los conejos causan pérdidas del 40% en la uva de Montilla-Moriles

Una reducción superior al 40%, respecto a la producción de uva del año anterior, es la estimación que en la zona de Montilla-Moriles (Córdoba) se ha calculado tras haber recolectado estos días más del 90% de la cosecha, reducción que es achacada al exceso de conejos en la zona.

Según el gerente del Consejo Regulador de Montilla-Moriles, Enrique Garrido, una de las principales causas del descenso de la producción hay que buscarla en la proliferación de conejos que han atacado “las partes más sensibles de las cepas, yemas y brotes tiernos, provocando importantes daños”. Garrido ha confirmado que los daños son tan graves en algunas zonas, que hay parcelas donde las pérdidas han alcanzado el 90% de la producción.
Ante la gravedad de la situación para el sector vitivinícola de la zona, el Consejo Regulador ha solicitado que, tras acabar las labores de la vendimia, se ponga en marcha un plan de acción conjunto entre todas las partes implicadas con el fin de actuar de forma coordinada para reducir las poblaciones cunícolas y, con ello, disminuir los daños a las vides.
Enrique Garrido ha afirmado que los daños sufridos han sido muy superiores a los previstos inicialmente, pidiendo la implicación directa en el tema de los ayuntamientos de la zona, así como de viticulores, cazadores y Administración autonómica.
Según datos del Consejo Regulador Montilla-Moriles, el volumen prácticamente global de la uva cosechada se estima en torno a los 25 millones de kilos de uva. De ellos, el 65% ha sido molturado por las cooperativas y el resto, un 35%, por las bodegas industriales.

Deja un comentario