Los masáis juegan un papel clave en el control de las enfermedades de la fauna

Un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha concluido que los indígenas de la tribu keniana de Masái Mara poseen conocimientos “robustos” sobre las enfermedades que sufren sus animales y aplican tratamientos científicamente comprobados para acabar con ellas.

El estudio, publicado en la revista PLoS ONE, señala que el 93% diagnostica correctamente las enfermedades de su ganado, un conocimiento que se transmite de generación engeneración.

El trabajo, realizado en colaboración con científicos del Kenya Wildlife Service, en Kenia, y la Universidad de Ceará, en Brasil, concluye que estos indígenas juegan un papel positivo por dos razones. “Por un lado diagnostican y tratan correctamente las enfermedades que tienen sus animales, y por otro, diagnostican e informan a las autoridades de Kenia al observar un animal salvaje enfermo”, destaca el investigador del CSIC en la Estación Biológica de Doñana, Samer Alasaad.

Foto: Samer Alasaad / CSIC.

 

Controlar las enfermedades

Los investigadores han llevado a cabo un cuestionario oral a ganaderos de la reserva natural de Masai Mara, en la región del Serengueti, al suroeste de Kenia, para evaluar sus conocimientos acerca de la sarna, una enfermedad que afecta severamente a los animales domésticos y salvajes de la región. “Los resultados indican que el 66% sabe cuál es el parásito que la causa. El 69% conoce, además, su posible transmisión entre animales domésticos y salvajes”, indica Alasaad. 

Según la nota del prensa del CSIC, entre 2007 y 2011, los masáis informaron de la presencia de 59 animales salvajes enfermos, lo que facilitó que las autoridades kenianas capturaran y trataran a los animales, una tarea para la que contaron con la colaboración de investigadores del CSIC. Por eso, los científicos destacan en su estudio la importancia de incluir a los indígenas en los programas de control de enfermedades, no sólo de Kenia, sino en todas partes del mundo.

“Los nativos con bajo poder económico en muchos países, como es el caso de esta tribu, conviven con sus animales domésticos y, al mismo tiempo, el ganado comparte espacio, pasto y agua con los animales salvajes de Masai Mara; de ahí la importancia de que estas tribus sean testigos directos de las enfermedades que afectan a sus animales”, concluye el investigador del CSIC.

Deja un comentario