Nuevas evidencias de la presencia de lince ibérico en Castilla-La Mancha

La Consejería de Agricultura participa en el proyecto Iberlince junto con otros 17 socios para recuperar los territorios históricos del lince en la Península Ibérica.

 

A finales del pasado enero fue avistado en el sur de Ciudad Real un nuevo ejemplar de lince ibérico. Gracias a la colaboración de los guardas y propietarios de las fincas de la zona y la del personal de varios de los socios del proyecto LIFE Iberlince (WWF ADENA, Junta de Andalucía y Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, pudo constatarse la presencia de un ejemplar radiomarcado.

Se trata de Hispania, una hembra liberada en abril de 2012 en el área de reintroducción andaluza del valle del Guarrizas, situada en Jaén a escasos kilómetros del límite con Ciudad Real.

Una vez más queda patente el trasiego de ejemplares desde los núcleos de población del norte de Andalucía hacia tierras castellano-manchegas, en un claro síntoma de lo que debería culminar en la colonización y asentamiento permanente de nuevos territorios para la especie.

Hay que recordar que la Junta de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Montes y Espacios Naturales de la Consejería de Agricultura, participa en el proyecto Iberlince junto con otros 17 socios con el objetivo de recuperar los territorios históricos de lince ibérico en la Península.

El proyecto está cofinanciado en un 60% por la Unidad LIFE de la Comisión Europea, consciente de la importancia de aunar esfuerzos en torno a la especie para rescatarla de su actual estatus de “especie en peligro de extinción”, según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.

Dada su estratégica situación geográfica, la Junta de Castilla-La Mancha afronta un reto propio dentro del proyecto Iberlince: la preparación de su territorio para dar la bienvenida al lince a través de la reintroducción y de la expansión de las poblaciones existentes en la actualidad.

 

Deja un comentario