Importante éxito del grupo de trabajo contra el veneno en Ronda

El SEPRONA de la Guardia Civil, los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y los veterinarios de Oficinas Comarcales Agrarias (OCA) de la zona de Ronda participan desde hace tres meses en un grupo de trabajo conjunto para colaborar en la persecución del delito por uso ilegal de cebos envenenados. Durante este periodo de tiempo, gracias a la colaboración establecida y la mejora de la comunicación entre los tres grupos, se han podido llevar a cabo tres inspecciones conjuntas entre el SEPRONA y los Agentes de Medio Ambiente, algunos de ellos pertenecientes a la “Estrategia Andaluza contra el Veneno”, obteniendo como resultado un total de 4 imputados contra la flora y la fauna.

 

La colaboración establecida aporta además datos complementarios que permiten abordar los casos desde diferentes perspectivas, dada la dificultad que supone la obtención de pruebas incriminatorias por envenenamiento. Este es el caso ocurrido con un ganadero investigado por presunto uso ilegal de veneno, en el que la falta de pruebas por envenenamiento pudo ser compensada por evidencias por maltrato animal, delito por el que finalmente fue imputado.

El último caso ocurrió el día 25 de abril de 2013. Tras una investigación de los Agentes de Medio Ambiente, se procedió a realizar una inspección urgente en un coto de caza del municipio de Ronda, con la colaboración del SEPRONA y el Equipo Canino de la “Estrategia Andaluza contra el Veneno”. Esta colaboración conjunta entre los cuerpos acabó con la imputación de dos guardas de caza ante el juzgado número 3 de Ronda, por un delito contra la flora y la fauna. En el momento de los hechos, se encontraron varios cebos presuntamente envenenados con un insecticida carbámico distribuidos en la zona, y se confiscó un envase con este producto, que uno de los dos imputados llevaba consigo.

En tres meses de funcionamiento, este grupo de trabajo formado por el SEPRONA, Agentes de Medio Ambiente y Veterinarios de OCA ha demostrado una gran eficacia a través de la comunicación recíproca y la puesta en común de medios en la lucha contra los delitos contra la flora y la fauna. El grupo de trabajo surge debido al incremento de número de episodios de envenenamiento en mascotas y perros asilvestrados en los municipios de la zona. Con el apoyo de la Fundación Gypaetus a través del proyecto LIFE+ “Acciones innovadoras contra el uso ilegal de veneno en áreas piloto mediterráneas de la UE”, se iniciaron una serie de reuniones de trabajo con los cuerpos implicados, con el fin de reducir el uso de veneno en cascos urbanos y en el medio natural.

Dada la gravedad de esta situación de riesgo, el proyecto Life de innovación contra el veneno y la “Estrategia Andaluza contra el Veneno” promueven la colaboración de los grupos implicados a nivel municipal e intermunicipal, tratando de buscar soluciones a esta problemática que amenaza a la fauna silvestre, a las mascotas y a los habitantes de los municipios.

page1image30576.png

 

Deja un comentario