Especies Exóticas, un peligro para nuestros campos

Las invasiones biológicas causadas por especies exóticas están resultando ser una de las principales causas de la pérdida de diversidad biológica en el mundo.

Además de impactos ambientales, la proliferación de estas especies también ocasiona importantes daños sanitarios o económicos, que se reflejan, por ejemplo, en los costes del control y erradicación de las principales especies vegetales exóticas en España (12.500 millones de euros en la Unión Europea), que en tan sólo una década han superado los 50 millones de euros, según estimaciones de la Universidad de Córdoba. Como ejemplo del impacto socioeconómico que estas invasiones provocan se pueden citar los costes del control del jacinto de agua (Eichhornia crassipes) en la Cuenca del Guadiana, que han superado los 21 millones de euros; el coste para el control del mejillón cebra (Dreissena polymorpha) en el Bajo Ebro, que es valorado en dos millones de euros anuales por la Confederación Hidrográfica del Ebro; o los costes sociosanitarios para controlar, erradicar y paliar los efectos del mosquito tigre (Aedes albopictus) en Cataluña, donde la Generalitat destina anualmente cientos de miles de euros.

 Al impacto socioeconómico hay que añadir el grave daño medioambiental que provocan. Algunas de las especies de fauna que se encuentran actualmente amenazadas o en regresión a causa de las invasiones biológicas son: el cangrejo de río autóctono (Autropatamobius pallipes), la trucha común (Salmo trutta), el visón europeo (Mustela lutreola), la malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), el turón (Mustela putorius), o los galápagos europeo (Emys orbicularis) y leproso (Mauremys leprosa). Y entre los hábitats que están siendo invadidos destacan, los hábitats dunares y litorales en general, los humedales o los ríos y riberas.

Por otra parte, el grupo de expertos sobre invasiones biológicas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza-UICN (ISSG: Invasive Species Specialist Group) elaboró una base de datos de especies invasoras destacando su impacto negativo sobre la biodiversidad y publicó un listado con las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo (http://www.issg.org/worst100_species.html), donde figuran especies como la trucha arcoiris (Oncorhynchus mykiss) o el black bass (Micropterus salmoides). La inclusión de estas últimas en el Listado y catálogo español de especies exóticas invasoras ha suscitado una gran polémica y la solicitud, por parte de algunos colectivos, de la exclusión de estas especies.

La Unión Europea ha contemplado este problema en su Estrategia de Biodiversidad para 2020: «Determinar y jerarquizar por orden de prioridad, no más tarde de 2020, las especies exóticas invasoras y sus vías de penetración, controlar o erradicar las especies prioritarias y gestionar las vías de penetración para impedir la irrupción y establecimiento de nuevas especies». Para poder cumplir este objetivo, actualmente la Comisión Europea está trabajando en la redacción de un instrumento legal, que será de obligado cumplimiento para todos los Estados miembro.

Desde el punto de vista cinegético, los planes de aprovechamiento de los cotos deberían contemplar el control y erradicación de estas especies, con el fin de salvaguardar y fomentar las poblaciones de especies cinegéticas autóctonas. Además, administraciones y promotores deberían proponer alternativas e incentivos para que las piscifactorías y astacifactorías criaran animales ibéricos, como salmónidos, ciprínidos o cangrejos de río autóctonos, prohibiéndose, además, la explotación y las sueltas de especies piscícolas alóctonas.

En opinión de SEO/BirdLife es necesario mantener la actual normativa que cuenta con criterios científicos serios, y que incorpora el principio de precaución para aquellas especies exóticas cuyo potencial invasor no haya sido comprobado. Evidentemente nos oponemos a la pretensión del Ministerio a modificar esta norma excluyendo del Real Decreto la obligatoriedad de consultar a un Comité Científico de expertos y que elimine el Listado de especies exóticas con potencial invasor, que contiene un listado de especies causantes de graves daños medioambientales y socioeconómicos. Además, pensamos que debe profundizarse en las medidas de control preventivas que eviten que nuevas poblaciones de especies exóticas puedan asilvestrarse en nuestro territorio.

Nicolás LópezÁrea de Conservación de Especies y Espacios de SEO/BirdLife

 

Deja un comentario