Gómez-Elvira destaca el esfuerzo de CLM para luchar contra el envenenamiento

El director general de Montes y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha, Javier Gómez-Elvira, ha reseñado el “importante esfuerzo que está realizando el Gobierno regional en la lucha contra el uso ilegal del veneno en el medio rural, que ha traído consigo grandes avances en esta materia en los últimos años”.

Gómez-Elvira participó hace dos semanas en Madrid en el acto de clausura del programa europeo Life+ VENENO, que comparten la Comisión Europea, la Fundación Biodiversidad, varias comunidades autónomas y organizaciones ecologistas.

En dicho acto, informó que la Consejería de Agricultura ha destinado durante el período de vigencia del programa –del 1 de enero de 2010 al 31 de marzo de 2014– más de 353.000 euros para investigar y perseguir este tipo de delitos contra la fauna.

Además, explicó que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha creado dos unidades especializadas dedicadas preferentemente a la lucha contra el veneno, las UNIVE –Unidades de Investigación de Venenos–,  compuestas en la actualidad por 6 agentes (3 en Ciudad Real y 3 en Toledo), “que continuarán con su actividad más allá del Life+ VENENO, consolidándose como una herramienta permanente en la lucha contra el veneno en Castilla-La Mancha”.

Estas unidades, además de las inspecciones de campo dirigidas a la detección e investigación de posibles casos de venenos, desarrollan una labor divulgativa e informativa sobre este problema y trasladan sus repercusiones a los diversos colectivos implicados de forma más o menos directa, como son cazadores, ganaderos o veterinarios, entre otros.

El papel del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha

El director general de Montes y Espacios Naturales expuso que, más allá de la actuación de las UNIVE, el conjunto de agentes medioambientales de Castilla-La Mancha continúa con las inspecciones programadas en sus respectivas demarcaciones, especialmente en primavera y otoño, con la doble intención de detectar y disuadir a través de las mismas del uso de esta práctica ilegal.

En este punto, destacó que dentro del Cuerpo de Agentes Medioambientales de la región se ha creado la Patrulla Canina, con sede en Albacete, dirigida por agentes medioambientales de la provincia y que cuenta con perros adiestrados para la detección de sustancias tóxicas. Esta unidad acude a otras provincias en aquellos casos en que se considera necesaria su intervención para la detección de cebos o cadáveres de animales supuestamente envenenados.

Revisión del Protocolo Regional de Lucha contra el Uso Ilegal del Veneno

Por otro lado, Javier Gómez-Elvira se referió a las acciones de carácter normativo, como ha sido la revisión del Protocolo Regional de Lucha contra el Uso Ilegal del Veneno, aprobada en 2013, para adaptarlo a la nueva situación administrativa y recogiendo en el mismo la experiencia adquirida a través de las actuaciones realizadas en años previos.

El protocolo contiene el procedimiento a seguir en las distintas fases de las actuaciones ante un posible caso de uso ilegal de veneno: la toma de muestras en campo y su traslado garantizando la cadena de custodia a las actuaciones de necropsia en los Centros de Recuperación de Fauna. Asimismo, define el procedimiento administrativo para las actuaciones a seguir en la incoación de posibles expedientes sancionadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.