Fotografiado un nuevo ejemplar de lince ibérico en Castilla-La Mancha

Durante el pasado mes de abril técnicos del Programa Priorimancha de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha constataron la presencia de un nuevo ejemplar de lince ibérico en el sur de Ciudad Real, gracias a unas imágenes del animal tomadas en en cámaras de fototrampeo.

El ejemplar ha sido identificado como Fontana, una hembra nacida en 2009 en el seno de la población lincera de Andújar-Cardeña, y de la que no se tenía registro fotográfico desde 2010.En las fotografías puede verse a la joven hembra acercarse al tronco impregnado con orina de lince, que se emplea como atrayente para conducir a los individuos frente a las cámaras.Este nuevo hallazgo, junto con los datos anteriores, indica la importancia de la zona para la conservación y expansión de las poblaciones de lince de Sierra Morena.

La Consejería de Agricultura participa en la actualidad, junto a otros socios, en dos proyectos cofinanciados con fondos europeos LIFE entre cuyos objetivos se encuentra la conservación de esta especie. Son los proyectos conocidos bajo los nombres de Priorimancha e Iberlince.

Catalogado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en peligro crítico de extinción, el lince es el felino más amenazado del planeta. No obstante, los esfuerzos realizados en los últimos años con las poblaciones supervivientes de Andalucía han dado sus frutos y el número de ejemplares se va incrementando. Esto, sumado a los esfuerzos del personal vinculado a la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, ha permitido que en sus movimientos dispersivos determinados individuos de lince lleguen y permanezcan en Castilla-La Mancha.

Con los mencionados proyectos se trabaja en la mejora del hábitat del lince y del conejo como su principal presa (que es, además, especie clave para el conjunto del ecosistema mediterráneo). Así mismo, se llevan a cabo acciones de divulgación y sensibilización con el fin de que este tipo de proyectos cuenten con un factor esencial para su éxito, la implicación de la población, como forma de erradicar las principales amenazas que se ciernen sobre el lince ibérico.

Deja un comentario