Un estudio demuestra la jerarquía de las ciervas en el acceso al alimento

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC) y del Instituto de Ciencias Animal de Praga (IAS) ha demostrado la existencia de una jerarquía entre las ciervas a la hora de acceder a la comida cuando ésta se encuentra en abundancia.

El estudio, financiado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Ministerio de Ciencia e Innovación español y el Ministerio de Agricultura de la República Checa, ha sido realizado por los investigadores Andrés José García, Tomás Landete-Castillejos y Laureano Gallego (IREC) y Ludek Bartoš y Jitka Bartošová (IAS) en las granjas de venado que ambas instituciones poseen.

En el experimento se observó las ciervas dominantes se benefician eligiendo los mejores componentes de la dieta cuando hay comida en exceso, mientras que las ciervas subordinadas se ven forzadas a comer lo que les dejan las ciervas dominantes.

El exceso de alimento no altera la jerarquía social
Las ciervas muestran un sistema de organización jerárquico, siendo generalmente las de más edad y mayor peso las que ocupan una posición dominante. Entre los beneficios que habitualmente disfrutan las ciervas dominantes destaca un acceso preferente a las mejores fuentes de alimento.

Sin embargo, se ha venido considerando que este beneficio desaparecía bajo sistemas de alimentación ad libitum y con la oferta de alimentos mezclados, tanto para ciervo como para otros rumiantes sociales en cautividad. Ello había llevado a que existieran pocos estudios detallados sobre la influencia real del ranking jerárquico sobre el acceso al alimento.

Este estudio combinó técnicas de estudio etológico (jerarquías y observación de acceso al alimento), ecológico (selección de los componentes de la dieta) y nutrición (valor nutritivo de cada componente y por tanto, de la dieta ingerida), para estudiar un aspecto concreto de la alimentación ad libitum del ciervo: ¿qué ocurre si el alimento, aunque ad libitum, se ofrece en comederos de acceso restringido que fuerzan a los animales a competir por un acceso preferente?

Así, durante siete días se estudió el comportamiento de acceso al alimento de 44 ciervas durante la primera hora, la selección realizada sobre los diferentes componentes del alimento y la composición nutricional de cada uno de dichos componentes.

Selectividad del alimento
El experimento mostró que las ciervas dominantes disfrutaron de mayor tiempo alimentándose durante la primera hora tras ofrecer el alimento y que durante la primera hora las ciervas seleccionaron ciertos componentes (cereales) o rechazaron otros (pellets). Además, precisamente en esa primera hora se comprobó que la selección de componentes es más intensa que en el resto de cada sesión del experimento, así como el hecho de que los componentes eran seleccionados en función de su contenido energético y en grasas.

Esto significa que, aunque en todo momento hay disponibilidad de alimento, la selección prioritaria de los componentes más energéticos hace que conforme avanza el tiempo desde que se ofrece el alimento, este es cada vez de menor calidad. Por tanto, las ciervas dominantes obtienen más energía en la parte preferida de la dieta, mientras que las subordinadas logran comer lo suficiente, pero solo del alimento de peor calidad que les dejan las hembras dominantes.

El trabajo de investigación puede encontrarse en la siguiente referencia: Ceacero F, García AJ, Landete-Castillejos T, Bartošová J, Bartoš L, Gallego L (2012) Benefits for Dominant Red Deer Hinds under a Competitive Feeding System: Food Access Behavior, Diet and Nutrient Selection. PLoS ONE 7(3): e32780. doi:10.1371/journal.pone.0032780

Deja un comentario