La munición sin plomo estará lista en otoño

RFEC quiles 15 de julio 2014

La Real Federación Española de Caza (RFEC) está a la espera de que la Universidad Miguel Hernández termine de certificar que la munición sin plomo que lleva desarrollando varios años no es tóxica, algo que espera que se convierta en una “fuente importante de financiación” de la organización, que no pasa por un buen momento.

“A partir de septiembre u octubre se podrá presentar a los fabricantes de cartuchos”, ha señalado el presidente en funciones, Juan Quiles Tarazona.

Quiles, que sustituye en la presidencia a Andrés Gutiérrez de Lara, retirado de la organización por problemas de salud, ha dicho que a pesar del escepticismo inicial las noticias sobre este tipo de munición sustitutiva de la de plomo “no pueden ser mejores” ya que se ha logrado la mezcla perfecta para un perdigón a muy buen precio, más rápido y que se puede utilizar en todas las armas.

“Se ha conseguido una balística perfecta y una penetración inmejorable y se ha terminado la escalada industrial para poder fabricar de forma masiva esta munición, a razón de 4 o 5 toneladas diarias”, ha precisado por su parte el vicepresidente primero, José Antonio Moreno.

Además, ha destacado también que, puesto que la patente de ésta pertenece a la Real Federación Española de Caza (RFEC), podrá convertirse en una fuente “importante” de financiación de la entidad y ha añadido que tanto las empresas de munición, como organizaciones cinegéticas de otros países de Europa ya se han interesado por la misma.

Así lo han explicado en una rueda de prensa, convocada para informar de la situación interna actual en la organización, tras la “disidencia” de ocho de las diez federaciones que componen la RFEC, y que, indirectamente han motivado que Andrés Gutiérrez de Lara se haya hecho a un lado en la organización.

El actual presidente en funciones ha criticado el borrador del anteproyecto de Ley de tenencia de perros y gatos en lo que se refiere a los perros de caza y lebreles. “Nos parece un verdadero disparate hecho por alguien que vive de espaldas a la realidad de la caza”, ha afirmado Quiles, que ha indicado que existe una gran cantidad de cazadores que cazan con perro y sin armas y que las condiciones que marca el texto son inasumibles por la mayoría de cazadores.

Por ello, ha dicho que harán “todo lo posible” para que este proyecto no salga adelante en los términos actuales y que ya tienen preparadas las alegaciones para presentarlas en el momento en que sea posible. “Nos parece bien la defensa del bienestar animal. Estamos contra el maltrato de los perros, que son nuestros compañeros y somos quienes mejor los cuida”, ha apostillado.

En este contexto, ha señalado que aún no han entrado en contacto con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a quien han enviado un escrito explicatorio de los cambios en la organización y solicitando un encuentro sobre el cual, asegura que aún no han recibido respuesta. Por otro lado, han defendido la necesidad de seguir desarrollando la licencia única de caza a un precio asequible.

Delicada situación

Con respecto a los problemas internos, sobre los que se ha centrado la convocatoria, el presidente en funciones ha explicado la “delicada” situación actual y el anuncio del anterior presidente de abandonar sus funciones el día 5 de julio.

Quiles ha anunciado que su voluntad es volver a recuperar el apoyo de las ocho federaciones “disidentes” a través de establecer contactos, analizar los 14 temas de confrontación existentes y de recuperar la confianza. “Las perspectivas son buenas, pero si no se materializa en acuerdos, la RFEC tendría que verse obligada a financiarse mediante un crédito”, ha apuntado porque estas ocho federaciones no están al corriente de las aportaciones requeridas.

Finalmente, ha manifestado que en el horizonte de futuro de la organización su tiempo al frente de la RFEC está limitado a la próxima convocatoria de elecciones, bien por imperativo legal –las últimas fueron recurridas y el proceso está a la espera de resolverse en los tribunales– o bien cuando todas las partes acuerden el tiempo y forma del procedimiento. En todo caso, espera que los actuales problemas puedan resolverse “pronto, rápido y bien”, en el plazo de unos tres o cuatro meses o, a más tardar, antes de final de año. A su juicio “es imperdonable lo que está pasando en la RFEC”, ha concluido.

Fuente: Europa Press

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.